La Dirección de la Policía, a través de un comunicado, señaló que el procedimiento realizado por los uniformados, al senador Eduardo Merlano Morales, estuvo ajustado a las normas y cumplió con todos los protocolos de actuación frente a la prevención de la accidentalidad. 

“El trato por parte de los 11 policías que participaron en el procedimiento fue en todo caso respetuoso, como lo evidencian las grabaciones presentadas por los medios de comunicación”, dice el comunicado de la Policía.

Así mismo, la institución respaldó la actuación del personal uniformado y le solicitó de manera directa al Intendente y los Patrulleros que hacían parte del puesto de control, que continúen su labor y desistan de abandonar su trabajo por las presiones.

“La Dirección General exhorta a los 167 mil hombres y mujeres que conforman la Policía Nacional, para que en campos y ciudades sigan trabajando por la seguridad y convivencia entre los colombianos, con la certeza de que bajo el cumplimiento de la ley, el respeto por las garantías fundamentales y la protección de los derechos humanos, contarán con todo el respaldo de la Institución”.

Este es el primer pronunciamiento oficial que se produce luego de los hechos ocurridos el pasado sábado 12 de mayo en la ciudad de Barranquilla, cuando en cumplimiento de un procedimiento de rutina realizado por personal adscrito a la seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, fue requerido el Senador Merlano para que accediera a una prueba de alcoholemia.

El senador señaló que “jamás me excusé en el cargo de senador para no practicarme la prueba" pues tuve que identificarme por miedo a mi seguridad, eran altas horas de la noche, no tenía escolta, no tenía carro blindado y por mi seguridad temía por mi vida”.

elespectador.com