En una actitud desafiante hacia la prensa en el Capitolio Nacional, el senador Eduardo Carlos Merlano se rehusó a responder a nuevos cuestionamientos que surgieron sobre su negativa de practicarse la prueba de alcoholemia el fin de semana pasado en Barranquilla (Atlántico).

Al ser consultado por los periodistas, Merlano dijo: "no voy a dar declaraciones ahora (…) Estoy ocupado".

"No tengo porqué dar más explicaciones": dijo el congresita

Sin embargo, Merlano indicó que no tiene conocimiento de la desautorización que le impuso el Partido de La U.

La prensa buscaba conocer la reacción del senador, luego de la renuncia del general Oscar Pérez como comandante de la Policía de Barranquilla.

El pasado 15 de mayo, día en el que se conoció el video del senador rehusándose a la prueba de alcoholemia (ver video), Merlano señaló que “jamás me excusé en el cargo de senador para no practicarme la prueba pues tuve que identificarme por miedo a mi seguridad, eran altas horas de la noche, no tenía escolta, no tenía carro blindado y por mi seguridad temía por mi vida”.

Consecuencias del caso Merlano

El general Oscar Pérez Cárdenas, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, presentó el sábado su carta de renuncia a la institución. Renuncia que fue aceptada este martes.

El oficial tomó la decisión de dejar la Policía, tras admitir un error en el caso del senador Eduardo Merlano Morales, a quien un grupo de agentes le pidieron que se realizara una prueba de alcoholemia, a la cual se negó aduciendo irrespeto de los uniformados.

"Realicé un llamado de atención injusto y descontextualizado a los policías, pues al principio se me informó de un supuesto maltrato al Senador", cita la carta.

Y continuó: "He decidido solicitar 30 días de vacaciones, y una vez culminadas solicito se considere mi retiro de la institución a voluntad propia".

elespectador.com