En cumplimiento de las instrucciones impartidas por el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, para intensificar los resultados operacionales contra los grupos al margen de la ley, la Policía Nacional realizó tres acciones simultáneas contra las bandas criminales y el terrorismo en los Llanos Orientales, el Magdalena Medio y el Valle del Cauca.

Inicialmente, la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN), mediante el hallazgo de un gigantesco arsenal en San Martín (Meta), constató cómo ante la captura secuencial de varios de los principales colaboradores de Daniel “El Loco” Barrera, este individuo, por quien el Gobierno ofrece hasta 5.000 millones de pesos de recompensa, selló una nueva alianza con los miembros del ERPAC que no se sometieron a la justicia y que además de permanecer prófugos, optaron por regresar al narcotráfico, el homicidio y la microextorsión.

Esta unión temporal para delinquir, orquestada por “El Loco” Barrera, busca garantizar que ante la ausencia de fichas clave como “Runcho”, “Maradona” y buena parte de su plataforma de transportadores y pilotos, siga fluyendo el tráfico de estupefacientes desde los Llanos Orientales hacia la frontera con Venezuela, para posteriormente despachar los cargamentos de cocaína rumbo a Centroamérica y Estados Unidos.

Para tal efecto, y aprovechando que los disidentes del ERPAC decidieron seguir en la ilegalidad, este cabecilla narcotraficante entabló conversaciones con alias “El Tigre”, quien habría sido el encargado de aglutinar a cerca de 700 delincuentes, a fin de suplir sus debilidades mediante la compra y suministro de armamento pesado a cambio del control de los laboratorios y las rutas.

Dentro de este contexto y gracias al apoyo de fuentes humanas, complementadas con un trabajo investigativo de varias semanas, la Policía Nacional logró la incautación de 150 fusiles AK-47 de fabricación iraní, los cuales fueron encontrados al interior de una caleta ubicada en zona rural del municipio de San Martín, concretamente en una finca cuyos documentos de propiedad son objeto de verificación.

Según las investigaciones realizadas por la DIJIN con apoyo de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos, DEA, el material bélico que iba a ser entregado esta semana a los miembros del ERPAC, habría ingresado al país por el departamento de Antioquia, al parecer a través del Golfo de Urabá, con la anuencia de Jairo de Jesús Rendón Herrera, alias “Germán Monsalve”, hermano de “Don Mario” e integrante de “Los Urabeños”, y quien por intermedio de “Maradona” (capturado el 31 de Marzo pasado) también facilitaba la logística de distribución para “El Loco” Barrera, que como queda demostrado, ofrece y obtiene beneficios del mejor postor.

Cabe recordar que como resultado de las operaciones adelantadas por la Policía Nacional contra las bandas criminales durante los últimos años, han sido incautados 1.626 fusiles automáticos de asalto calibre 5.56 y 7.62, estos últimos prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario.

Este resultado contundente se suma a dos operaciones contra las FARC y el ELN, en la primera de las cuales se frustró un ataque contra instalaciones de la Fuerza Pública en el municipio de Tuluá, donde efectivos de la Dirección de Tránsito y Transporte encontraron 10 morteros originales de alto poder.

Por otra parte, y producto de una intervención conjunta y coordinada con la Fuerza Aérea Colombiana a uno de los campamentos principales del ELN, unidades de Inteligencia de la Policía Nacional y Comandos Especiales de la misma Institución, lograron la neutralización de seis integrantes del Frente de Guerra Darío Ramírez Castro, en zona rural de Santa Rosa, en el sur de Bolívar.

Durante la inspección en el terreno, posterior el bombardeo de los aviones Súper Tucano de la FAC, los efectivos policiales capturaron a una mujer, al tiempo que incautaron cinco fusiles, una carabina, dos pistolas, un computador portátil, cuatro memorias USB y prendas de uso privativo de la Fuerza Pública.

Los delincuentes estaban al mando de alias “Marcos”, integrante de la Dirección Nacional del ELN y protagonista de primer orden en la promoción de la minería ilegal (con ingresos mensuales aproximados de hasta 1.600 millones de pesos mensuales), así como de alias “Familia”, segundo cabecilla de la estructura atacada, y quien según informaciones de inteligencia resultó herido y estaría siendo atendido en un sitio no muy lejano al lugar de la operación, por lo que las tareas de barrido en el área continúan.

Prensa Mindefensa