Comisión Defensoría en Tumaco
La Defensoría del Pueblo pidió investigar a la Policía Antinarcóticos por el asesinato de seis campesinos cocaleros.

www.fuerzasmilitares.org (09ACT2017).- En un comunicado, la Policía Nacional pidió perdón por los hostigamientos que se presentaron en la tarde de este domingo en la zona rural del municipio de Tumaco, Nariño.

A las 2:00 p.m. de este domingo 8 de octubre, miembros del Escuadrón Móvil Anti Disturbios de la Policía (Esmad) lanzaron granadas de aturdimiento y dieron tiros al aire a una comisión de derechos humanos integrada por la Secretaría de Gobierno de Nariño, periodistas y unos 200 campesinos que se desplazaron hasta la vereda El Tandil para verificar los confusos hechos ocurridos esta semana, en los que fueron asesinados por lo menos seis campesinos.

Según la policía, “la comisión quería ingresar a la base (de erradicación de cultivos ilícitos) para verificar supuestos hechos relacionados con los lamentables sucesos del pasado jueves 5 de octubre”, cuando “un grupo indeterminado de personas intentó ingresar a la fuerza por la parte posterior de la base, circunstancia que conllevó a que los uniformados activaran dos granadas de aturdimiento, que no dejaron heridos”.

La policía no mencionó nada sobre los tiros al aire que, según la comisión, el Esmad lanzó en el terreno.

“La institución lamenta este hecho, ofrece excusas públicas a los integrantes de la comisión y reitera su disposición de colaborar con la investigación respectiva, previo aviso y coordinación interinstitucional”, dijo la policía.

El vicepresidente Óscar Naranjo, que viajó a Tumaco el pasado viernes para verificar los hechos de la masacre, aseguró que la misión humanitaria ya se encuentra sana y salva en Llorente (Tumaco, Nariño).

“En mi opinión, los policías actuaron irregularmente frente a esta misión humanitaria”, dijo el general retirado de la policía. Naranjo agregó que el Gobierno ya solicitó a la fuerza pública una investigación disciplinaria para aclarar por qué los agentes del Esmad se comportaron de esta manera.

¿Y la masacre del jueves?

Este hecho, además de ser un ataque a civiles desarmados, es también una intimidación a una comisión que investiga la presunta responsabilidad de agentes de Policía Antinarcóticos en la masacre que dejó por lo menos seis campesinos muertos, tal como lo definió la Defensoría del Pueblo en la mañana de este domingo.

El Gobierno Nacional sigue responsabilizando de la masacre a la disidencia de la Columna Móvil Daniel Aldana de las Farc.

 

(elcolombiano.com)