Seguridad ciudadana, lucha contra bandas y narcotráfico, prioridades del general José Roberto León. Luego de 33 años como policía, el general José Roberto León Riaño asume este martes la dirección de la Policía Nacional, con el reto de mantener, con su propio estilo, los resultados en la lucha contra el delito y la buena imagen de la institución.

León Riaño recibirá en la Escuela General Santander el mando sobre 167.000 uniformados que hacen parte de la Policía, y lo hará de manos del general Óscar Naranjo, el director con mayores reconocimientos y mejor imagen de la historia de esta entidad. El Presidente Juan Manuel Santos y el Ministro de Defensa encabezarán la ceremonia en la que se pondrá fin a la era del general Naranjo.

El analista en temas de seguridad Jaime Libreros dijo que el general León tiene una dura tarea para mantener el liderazgo que ganó la Policía en los cinco años y 26 días que estuvo Naranjo en el cargo. "La Policía hoy es respetada en el Ministerio de Defensa tanto como las demás fuerzas; su inteligencia es apreciada y sus aportes a los operativos contra los jefes de las organizaciones han sido fundamentales", dijo Libreros.

Más allá de los golpes a las grandes organizaciones, Libreros considera que para el nuevo director de la Policía es clave responder a las exigencias que los colombianos están haciendo frente a la seguridad ciudadana.

Esa prioridad es respaldada por la exministra de Defensa Martha Lucía Ramírez, quien dice que la Policía debe concentrarse en una verdadera estrategia de seguridad urbana que llegue a todos los municipios del país."Los colombianos están pidiendo a gritos seguridad en las calles, en sus casas, y a eso hay que sumarle una ofensiva contra los agresores de las mujeres y los niños", dijo Ramírez.

omo director de seguridad ciudadana de la Policía, el general León fue uno de los creadores en 2010 del plan cuadrantes, que fue la gran apuesta del Gobierno para unir la Fuerza Pública y la comunidad contra el delito. Ahora, según el exdirector de la Policía general (r.) Luis Ernesto Gilibert Vargas, se debe hacer un profundo examen a ese modelo.

"Sino está dando los resultados que se esperaban, pues hay que ajustarlo y ponerlo a funcionar, porque se había presentado a la comunidad como la salida para enfrentar los delitos de alto impacto", señaló Gilibert.

El experto en seguridad y antiterrorismo John Marulanda considera que además de hacer una profunda evaluación al plan cuadrantes, el general León debe examinar la lucha contra las bacrim.

"Aunque ahora todas las fuerzas están involucradas en ese tema, el liderazgo es de la Policía, y la ofensiva no está funcionando bien; no solo se debe revisar la estrategia sino la forma de evitar que uniformados se sigan viendo enredados en las actividades de las bandas", señaló Marulanda.

Los analistas consideran que el general León además tiene que delinear una ofensiva contra el narcotráfico acorde a las condiciones que hoy tiene ese negocio ilegal.

Otra 'papa caliente' que tiene León Riaño es la inconformidad en el nivel ejecutivo (suboficiales y patrulleros) por los grandes atrasos que hay para los ascensos de los uniformados.

Las cifras de los delitos de alto impacto

Plan Cuadrantes debe enfrentar esas conductas

1. Hurto común

Hasta abril pasado se habían denunciado 30.000 robos en el país, el mayor número a personas y residencias. Además se reportaron ocho mil robos de carros y motos. Muchas personas no denuncian.

2. Homicidio

La Policía reportó 4.307 homicidios comunes y 32 homicidios colectivos en los primeros cuatro meses del presente año. Ese delito bajó un diez por ciento frente al mismo periodo del año pasado.

3. Delito sexual

En el último balance del Ministerio de Defensa se reportaron 2.150 delitos sexuales denunciados hasta abril pasado. En el mes de enero se presentó el mayor número de casos, 698.

eltiempo.com