De manera voluntaria se entregó en la mañana de este martes a la justicia de los Estados Unidos el general retirado de la Policía Mauricio Santoyo Velasco, contra quien unacorte de Virgina inició investigaciones por presuntos actos de colaboración con la llamada‘Oficina de Envigado’ entre 2000 y 2008. 

Según estableció El Espectador, el general (r) Santoyo entró en contactos el pasado fin de semana con la dirección de la Dijín, y ésta a su vez con la embajada de Estados Unidos en Colombia, de tal modo que este martes desde la base de Catam partió un avión de la DEA que lo llevará hasta Virginia. 

Como quiera que no tiene orden de captura vigente en Colombia o investigación alguna,Santoyo pudo hacer sus trámite de inmigración sin problema. Esta misma semana, según trascendió, su abogado Óscar Rodríguez empezará su defensa y se sabe que va a pedir libertad bajo fianza.

La información es que él hizo contacto con las autoridades americanas. Viajó surtiendo todos los trámites para salir del país. Lo que conocemos hasta el momento es que viajó con un permiso especial o tipo de visa transitorio que le expidieron las autoridades norteamericanas", dijo el director de la Policía, general José Roberto León Riaño.

Para entregarse, Santoyo consultó con la cúpula de la Fiscalía y con su defensor, quien llegó al país el pasado fin de semana y le aconsejó que se entregara a la justicia norteamericana. 

Santoyo, como se conoció hace unas semanas, está pedido en extradición porque, supuestamente, recibió sobornos de parte de la ‘Oficina de Envigado’ y de paramilitares a cambio de información de procesos, órdenes de captura y de los organismos de inteligencia de Estados Unidos, el Reino Unido y Colombia. 

Según la justicia norteamericana, a cambio de esos sobornos Santoyo también realizó interceptaciones telefónicas ilegales con el fin de obtener información para esos grupos ilegales. Así se habrían identificado a ciertas personas que posteriormente fueron asesinadas. 

El proceso contra Santoyo en EE.UU. empezó con las declaraciones de tres exjefes paramilitares extraditados a ese país: Salvatore Mancuso, Juan Carlos ‘El Tuso’ Sierra y Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias ‘Macaco’. La investigación, además, se alimentó –paradójicamente– de interceptaciones telefónicas a las líneas de Santoyo.  

De esta manera, Santoyo se convierte en el primer general de la República que enfrenta un juicio por narcotráfico en Estados Unidos. 

El alto oficial, como es sabido, fue destituido por la Procuraduría en 2003 por las‘chuzadas’ que desde el Gaula de la Policía de Medellín, que él comandaba, se realizaron contra algunas ONG, principalmente contra Asfaddes. 

La decisión fue ratificada en 2004 pero, en 2006, el Consejo de Estado suspendió sus efectos. Tal suspensión fue el principal motivo en el que se basó el Senado para apoyar, en 2007, su ascenso al generalato. 

El exjefe de seguridad de Álvaro Uribe durante su primer mandato presidencial fue enviado en 2008 a Italia como agregado militar. Se retiró de la institución en 2009.

elespectador.com