Fiscalía General de la Nación. Imagen de Archivo.El vicefiscal General, Jorge Fernando Perdomo manifestó que en ningún momento la policía judicial accedió de manera irregular o ilegal a las bases de datos de la Registraduría Nacional de Estado Civil.

Según Perdomo, la policía judicial “con la orden de un fiscal” accedió a unos computadores del organismo del Estado en el marco de una investigación que se adelanta por el presunto fraude procesal que rodearon los comicios para la elección del Gobernador del Valle del Cauca hace un mes y medio. 

“Aquí no estamos hablando de bases de datos como se ha pretendido decir, sino de un computador donde se obtenía o se quería obtener una información que al parecer había influido en las elecciones del Valle del Cauca”, precisó el Vicefiscal General.

En este sentido indicó que hasta el momento se está analizando la información que fue obtenida de dichos computadores con el fin de verificar si sirve para la investigación que se está adelantado por este hecho, en el cual están involucrados dos representantes de la Registraduría, el jefe de campaña de uno de los candidatos y un grupo de ingenieros.

El pasado martes la Registraduría Nacional del Estado Civil denunció la usurpación de que fue objeto la base de datos del Censo Electoral del país.

En carta enviada al Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, el director del Censo Electoral, Anthony Cotrino Sossa, dio a conocer que de manera “ilegal” se dio una copia de la base de datos del Censo Electoral.

En la misiva relató cómo funcionarios de la Dijin, tras orden del fiscal 48 Armando Rodríguez Cortázar, el jueves 9 de agosto procedieron a “obtener elementos materiales y probatorios y evidencia fiscal” sobre el equipo de cómputo ‘ejortegón’.

Luego, según Cotrino, hicieron revisión de información reservada como la basa del Censo Electoral, minucias dactiloscópicas, entre otros. Pero fueron más allá pues copiaron a discos toda la información relacionada al tema.

Y sobre la 1:30 de la mañana del viernes, los mismos funcionarios trasladaron los dos discos duros de ese equipo a las instalaciones del Centro Cibernético Policial de la Dijin,“de lo que no estaba en la orden del Fiscal, además que no se pidió autorización de la entidad”.

“Así lascosas, la Policía Judicial, sin orden, se llevó los discos, regresando hasta la mañana del lunes 13 de agosto de 2012, incidente del que aún la entidadestá midiendo el impacto”, continuó en su carta el director del Censo.

La advertencia de la Registraduría además relaciona que lo adelantado por los agentes“pone en grave todos los procesos democráticos del país, pues esto hace que tengamos que tomar medidas, rehacer procesos, verificar información, entre otras”.

Finalmente, en su carta, Cotrino señaló que “los funcionarios de la Registraduría advertimos esto a la autoridad policial, que simplemente hizo caso omiso a nuestra solicitud y tomó estos sensibles datos en la diligencia”.

elespectador.com