Alejandro Ordoñez MaldonadoEl procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado aseguró que no se opone a un eventual proceso de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc, pero sí tiene un escepticismo frente a la voluntad de dicho grupo guerrillero en una abandono de las armas y de sus actividades relacionadas con el narcotráfico.

Ordóñez Maldonado aseguró que está posición se le presentó al presidente de la Repúblicacuando le preguntó sobre los acercamientos que se estaban adelantando con el grupo guerrillero con la ayuda de países amigos y organismos internacionales.

"El presidente (Santos) me preguntó mi opinión. Yo le contesté con suma sinceridad: Soy escéptico porque desconfío de las Farc", precisó el Procurador General quien señaló que pese al inmenso deseo que tienen todos los colombianos de lograr la paz “no nos podemos hacer ilusiones”.

En su intervención, el jefe del Ministerio Público aseguró que pese a que en el pasado dichos diálogos se han visto frustrados y han fracasado por diferentes razones, esto no puede ser un argumentó para abandonar la búsqueda de la paz pero todo esto se debe manejar con cuidado puesto que ya son muchas las malas experiencias y los momentos en que el grupo guerrillero ha defraudado la esperanza de los colombianos.

“Todo lo anterior no puede significar un obstáculo para intentarlo nuevamente”,precisó el Procurador General, quien fue claro en manifestar que todos los organismos deben trabajar con el fin de lograr ese objetivo.

“No me opongo a la paz como finalidad de la sociedad y deber del Estado, tampoco al proceso de paz como instrumento, pero de lo que sí estoy seguro es que este último debe tener unos presupuestos mínimos a fin de no cometer los errores pasados y, por el contrario, generar una mayor frustración”.

Un proceso de cara al país

En otro de los puntos de su intervención sobre el eventual proceso de paz el Procurador General sostuvo que "no se puede sacrificar la justicia con el fin de alcanzar una solución", refiriéndose expresamente a los puntos clave de la negociación, entre los cuales una amnistía de todos los delitos de lesa humanidad.

"Las Farc ingresarán al proceso de paz en una doble condición: la de grupo subversivo y organización narcotraficante", cuestionó el jefe del Ministerio Público citando el proceso que adelantó el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez con los grupos paramilitares, en el cual no se le dio prevalencia a este tema.

“(El Gobierno) debe velar porque la guerrilla se responsabilice por sus actos: secuestros, masacres, violaciones, reclutamiento de menores, siembra de minas y demás atrocidades", precisó.

Y es que para el Procurador General en este proceso el Gobierno debe llamar a las víctimas de este gruó guerrillero para que participen activamente en los debates con el fin de lograr una forma de verdad, justicia y reparación. "Una paz sin justicia, simplemente, no existe", precisó. 

"El proceso de paz debe terminar con el sometimiento de una guerrilla diezmada(…) la tropa se podría desmoralizar ya que su esfuerzo a lo largo de tantos años se vea frustrado", aclaró.

Sobre los últimos debates presentados en varios sectores políticos del país, Ordóñez sentó su posición al asegurar que de presentarse un proceso como el que se tiene planeado este "jamás podrá derivar en una nueva Constituyente".

Estas declaraciones fueron hechas en el V Congreso internacional de derecho procesal realizado en Cartagena, Bolívar.

elespectador.com