Aeropuerto ElDoradoMientras que el concesionario Opaín corre a marchas forzadas para tener a punto la nueva terminal internacional del aeropuerto Eldorado de Bogotá “Luis Carlos Galán Sarmiento”, que inaugurarán el 17 de octubre y al que todos califican como un aeropuerto de verdad, el senador Juan Manuel Galán denunció en el Congreso que hay muchas irregularidades en esta concesión y que podría existir un millonario detrimento patrimonial.

La deferencia del Congreso para bautizar el aeropuerto Eldorado, que recibirá 22 millones de pasajeros anuales, con el nombre de su padre no le ha impedido a Galán escarbar en este asunto del que advierte se recibirán obras incompletas y que el aeródromo, que atenderá 6 millones de viajeros internacionales al año, será sometido a pruebas con vuelos provenientes de Panamá, que apenas llegarán con 83 pasajeros. “Es como hacerle una prueba a Usain Bolt caminando y no corriendo”, dijo.

Advirtió que en torno a este ambicioso proyecto hay personas que habrían incurrido en el delito de interés indebido en la celebración de contratos. Asimismo, denuncia que desde 2004 la Aerocivil sabía que tenía que construir una nueva torre de control que estaba valorada en US$15 millones, pero que hoy valdrá US$100 millones.

Aclaró que no se opone a que el aeropuerto empiece a operar, sino a evitar que se firme un cheque en blanco a Opaín dándole el recibido a conformidad de todas las obras del aeropuerto sin completar toda la ejecución.

Si bien al cierre de esta edición el gerente de la concesión no se pronunció frente a la denuncia, la firma ya había precisado que como la obra se hace por hitos, se entregará por partes.

elespectador.com