Angelino GarzónEn una carta dirigida al presidente del Congreso, Roy Barreras, las entidades de medicina del país que integraron la junta médica, confirmaron su asistencia al despacho de la Vicepresidencia, con el fin de realizar la valoración médica a Angelino Garzón, revisión pedida por el Legislativo.

Fernando Sánchez, presidente de la Academia Nacional de Medicina, Francisco Pardo, presidente del Tribunal de Nacional de Ética Médica, Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica Colombiana, el neuropsiquiatra Guillermo Sánchez, el neurocirujano Juan Mendoza y el psiquiatra Álvaro Rodríguez, firmaron la misiva, en la cual aseguraron que abordaron el despacho de Garzón hacia las 5 de la tarde de este jueves. 

Precisaron que en el lugar se encontraron, además de Garzón, los médicos tratantes del vicepresidente, un representante de la Procuraduría y algunos asesores de la Vicepresidencia. 

En la comunicación, las entidades aseguraron que tras las objeciones que presentó Garzón, "el acto médico previsto no era procedente". 

"Cuando se le explicó la razón de la visita y la necesidad de su consentimiento para el acto médico, el doctor Angelino Garzón manifestó claramente objeciones de carácter jurídico y constitucional, la junta médica comprendió que tales objeciones implicaban que el acto médico previsto no era procedente en esas condiciones, por lo que se abstuvo de seguir adelante y se despidió del doctor Garzón en los respetuosos y cordiales términos en que se desarrolló la reunión", dice la carta.

La misiva finaliza al confirmar el acuerdo entre los gremios médicos y el alto funcionario, conocido horas antes a través del propio vicepresidente. 

"Se convino que cualquier información a la opinión pública sobre este asunto la daría el señor vicepresidente".

Horas antes, después del encuentro con Garzón, que no se extendió más de 40 minutos, Fernando Sánchez, el presidente de la Academia Nacional de Medicina, se refirió a los medios.

Sánchez afirmó sobre Angelino: “lo encontramos divinamente”. Aunque en el momento el representante del gremio se abstuvo de revelar más detalles sobre el encuentro, precisó que se trató de valoraciones física, mental, psicológica y psiquiátrica.

La petición de Barreras a Ordóñez 

El presidente del Congreso le solicitó al procurador Alejandro Ordóñez rectificar la tesis de sudelegada Piedad Mejía, quien asistió al encuentro que sostuvo Garzón con la junta médica.

Mejía apoyó las objeciones que presentó el alto funcionario ante la valoración médica al sustentar que la petición de un examen médico solo se puede realizar cuando se dé una ausencia temporal o definitiva del jefe de Estado. 

“Rechazo la opinión de la procuradora y espero el pronunciamiento del propio procurador general, no de Angelino, que es un paciente que tiene que ser evaluado por quien ordena la ley. La procuradora apoyó una tesis que riñe con la lógica y la ley”, dijo Barreras a Eltiempo.com. El presidente del Congreso aseguró que no se buscó ordenar la revisión médica con el fin de que Garzón reemplace a Santos. 

¿Un desacato?

Algunos sectores opinan que con su negativa, Garzón pudo incurrir en un desacato. 

El senador Plinio Olano, presidente de ‘La U’, citado por ElTiempo.com,opinó que “la decisión del Congreso está apegada a la ley y es para garantizar la estabilidad de la figura del Vicepresidente. No cumplir la ley se considera un desacato”. 

Por su parte, el senador Juan Fernando Cristo, del Partido Liberal, argumentó a favor de que Garzón debió practicarse el examen médico debido a la dignidad que ostenta. “Por la tranquilidad del país debería someterse a todos los exámenes médicos con todas las garantías y respeto por su situación”, dijo en entrevista con el mismo medio.

Alejado de esas posiciones está Carlos Motoa, vocero de Cambio Radical, citado por ElTiempo.com, quien aseguró que la solicitud del Congreso "irrespeta al ser humano y a la dignidad que ostenta" el 'vice'. 

"No fui elegido para usurpar cargos": 'vice' Garzón

Garzón ofreció una rueda de prensa para hablar sobre el encuentro con la junta médica. Aclaró que "no se prestará a una evaluación médica para reemplazar temporal o absolutamente al presidente Juan Manuel Santos", y se mostró agradecido por la pronta recuperación del primer mandatario. 

"Reitero que la Vicepresidencia respalda plenamente los comunicados de los médicos tratantes del presidente Juan Manuel Santos, sobre su recuperación y como ejerce como presidente de la República desde su lecho de enfermo".

Garzón calificó como "irrespeto" con el jefe de Estado que el vicepresidente lo reemplace en las recientes circunstancias.

"Sería como prestarme a un golpe de Estado a la democracia colombiana (...) Si con mi vida defiendo la democracia, con mi vida estoy dispuesto", agregó.

"Yo no fui elegido vicepresidente para usurpar cargos que no me corresponden, sino para defender la Constitución política nacional y una manera de defenderla es defender el derecho constitucional de Juan Manuel Santos a ejercer la Presidencia", aclaró Garzón al destacar que su visión fue conocida por la junta médica y los delegados de la Vicepresidencia y la Procuraduría, también asistentes al examen.

Ante las preguntas de los periodistas, el alto funcionario aclaró que "si los médicos recomiendan que deje la Vicepresidencia, la dejo... Tengo que obedecer la recomendación y el dictado de los médicos tratantes. Como persona quiero recuperar plenamente mi salud".

Finalmente, Garzón aseguró que la "reunión" con la junta médica concluyó en una coindencia entre su posición y la de las entidades de medicina del país.

"Terminó en que el Gobierno nacional debe escucharlos más, el ministro de Salud debe escucharlos más, en torno a lo que debe ser una reforma a la salud. Tienen (las entidades de medicina) una serie de opiniones que son positivas para que la salud en Colombia no sea un negocio".

Garzón concluyó su intervención al aclarar que la junta médica informará al Congreso sobre su postura. 

Sin diagnóstico

Este jueves el vicepresidente Angelino Garzón debía ser sometido a una valoración médica por parte de la junta médica, la cual entregaría el diagnóstico al presidente del Congreso, Roy Barreras, este viernes.

Barreras lo había reclamado para determinar si el 'vice' está o no en capacidad de reemplazar al presidente Juan Manuel Santos si así se requiriera. 

En criterio de Garzón, el Legislativo tendrá que "saber si el presidente de la República está impedido temporal o definitivamente para ejercer". 

Minutos antes de conocerse sobre las objeciones de Garzón, el presidente del Congreso agradeció al 'vice' su disposición a someterse a la valoración médica. 

"Agradezco al señor vicepresidente su disposición para recibir la comisión médica. Cumplida la obligación legal del Congreso, los colombianos recibirán en todo caso, la buena noticia de que las instituciones funcionan acorde a lo establecido en la Constitución, por fuera de consideraciones personales, politicas o emocionales", dijo Barreras. 

En su comunicación también aseguró que el Congreso "hizo lo correcto". 

"Agradezco a la comisión médica haber cumplido con su deber con total autonomía , independencia y respeto", añadió. 

Esta valoración médica fue ordenada por la plenaria del Senado, que el pasado martes, en una polémica decisión promovida por el presidente de la corporación, Roy Barreras, aprobó dicho examen amparado en la constitución y la ley Quinta del 92. El propósito era determinar si Angelino garzón está en capacidad de cumplir sus funciones, entre ellas las de reemplazar al jefe de Estado en ausencia absoluta.

semana.com