Negociadores del Gobierno saliendo para Oslo.Elequipo negociador del gobierno llegó este miércoles a Oslo para reunirse con la guerrilla de las Farc e instalar formalmente el jueves un proceso de paz para poner fin a casi medio siglo de conflicto.

La delegación de la guerrilla también llegó a Oslo y se espera a que en los próximos minutos se dé inicio a una reunión a puerta cerrada, “en un lugar secreto”, para definir los detalles logísticos de las conversaciones de paz.

Está previsto que las dos partes se reúnan a las afueras de la capital de Noruega, país garante junto con Cuba de este proceso de paz (Venezuela y Chile lo acompañan).

Se trata de definir aspectos logísticos del diálogo y preparar la jornada del jueves, cuando prevén formalizar el proceso de paz y explicar sus implicaciones y desarrollo en una conferencia de prensa.

Así dejarán atrás una primera fase de conversaciones exploratorias que concluyeron con una hoja de ruta centrada en cinco puntos: problema agrario, participación política, fin del conflicto, drogas ilícitas y situación de las víctimas.

Y arrancará la segunda, la de la negociación propiamente dicha, cuyo objetivo último es poner fin al conflicto armado. Por el momento las partes negociarán sin un alto el fuego sobre el terreno, reclamado por la guerrilla y rechazado por el gobierno.

Si se logra el cese de las hostilidades, las partes entrarían en la tercera etapa: la de la aplicación de todo lo acordado.

Este miércoles, también aprovecharán para preparar "las reuniones en La Habana" que tendrán lugar a la vuelta de Oslo.

El equipo del gobierno está liderado por Humberto de la Calle, quien está acompañado por el comisionado de paz Sergio Jaramillo, el exministro Frank Pearl, el industrial Luis Carlos Villegas, y los generales en retiro Jorge Mora (Ejército) y Oscar Naranjo (Policía).

Las Farc están representadas por ‘Iván Márquez’, jefe del equipo y número dos de la guerrilla, y por los jefe guerrilleros ‘Rodrigo Granda’, ‘Andrés París’ y ‘Marco Calarcá’.

Simón Trinidad, designado también como delegado principal, cumple una condena de 60 años de cárcel en Estados Unidos y por el momento no se ha aclarado si participará de alguna manera en las conversaciones.

Los dos equipos negociadores quieren "discreción" en la cobertura periodística.Hemos acordado "unos procedimientos para brindar información, pero lo haremos de manera oportuna, sencilla, cuando realmente sea necesario", subrayó Humberto de la Calle.

elespectador.com