Logo de los 100 añosUna de las plataformas de maniobra del aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla, en la soleada tarde de este miércoles, sirvió para que la Aeronáutica Civil realizara el acto conmemorativo de los 100 años de la aviación en el país. 

Un día como ayer, hace un siglo, el estadounidense George Smith realizó el primer vuelo de exhibición en cielos barranquilleros y samarios, y días después en Medellín. 

La ceremonia, que contó con la presencia de la alcaldesa Elsa Noguera, el gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre y múltiples personalidades de la aviación en el país, inició con un minuto de silencio para homenajear a quienes han fallecido en accidentes aéreos. Irónicamente, fue necesario incluir en ese triste homenaje al capitán Felipe Alberto Meléndez Rojas, que junto con su esposa y dos hijos, de 12 y 7 años, murieron ayer en un accidente aéreo a 10 minutos de Cúcuta, en un vuelo en el que tenía previsto arribar a Barranquilla para el acto de celebración. 

El presidente Juan Manuel Santos se excusó por no asistir a través de un video, en el que aprovechó para hacer un recuento de los momentos más significativos de la aviación en este siglo de historia. 

El mandatario se refirió con orgullo a Avianca, la compañía aeronáutica más antigua del continente y la segunda del mundo.

"Lo importante es que con esa misma innovación y entrega seamos capaces de proyectar el destino de la aviación en el país en los próximos 100 años", dijo Santos. 

Santiago Castro, director de la Aeronáutica Civil, dijo en su intervención que los cimientos son suficientes para sostener un sinnúmero de proyectos que pondrán la aviación del país en el pilar de las más importantes del mundo. 

"Tenemos que seguir por la senda de la regulación y el fortalecimiento de nuestras infraestructuras para ser más competitivos y fuertes en todos los campos", dijo Castro.

En el acto también estuvo Knox Martin Junior, barranquillero residenciado en Estados Unidos, único hijo sobreviviente de William Knox Martin, el 'Loco', quien en 1919 realizó un vuelo para probar el correo aéreo en Puerto Colombia, Atlántico, al lado de Mario Santo Domingo. 

La ministra de Transporte, Cecilia Álvarez Correa-Glen -sobrina nieta de Ernesto Cortissoz, uno de los impulsores de la aviación en Barranquilla y en cuyo honor se le dio su nombre al aeropuerto de la ciudad-, develó una fotografía que será exhibida en una sala especial del terminal. 

Al cierre de esta edición, en el parque del bulevar de Simón Bolívar, en el suroriente de la ciudad, la administración distrital hacía entrega de la réplica del biplano que William Knox utilizó en el sobrevuelo de 1919.

eltiempo.com