Páramo de SanturbánCarlos Suárez señaló que en las 68.000 hectáreas sin protección, las multinacionales mineras podrán explotar los diferentes tipos de recursos naturales, y lo que se hará allí es lograr una producción sostenible.

El páramo de Santurbán ubicado a 3.700 metros sobre el nivel del mar tiene una extensión de 92.000 hectáreas entre los departamentos de Santander y Norte de Santander, y su riqueza en oro, carbón, mármol, feldespato y cobre ha sido perseguida por las multinacionales mineras para su explotación por varios años.

En estas 92.000 hectáreas las autoridades ambientales han entregado 144 títulos mineros a empresas como Eco Oro (antigua GreyStar); AUX Colombia (propiedad del séptimo hombre más rico del mundo, Eike Batista); Sociedad Minera Calvista (de inversionistas estadounidenses y canadienses); Galway Resources Holdco y Leyhat (ambas de origen canadiense).

El Ministerio de Ambiente y la Corporación de Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, acogieron el concepto técnico del Instituto Alexander von Humboldt de convertir 12.300 hectáreas del páramo en Parque Natural Regional, y así blindar de cualquier explotación minera la zona que le corresponde a Santander.

Anteriormente la Corporación Autónoma Regional de Norte de Santander, Corponor, había declarado 11.800 hectáreas como Parque Natural Regional Sisavita y prohibió su explotación para cualquier actividad económica.

Haciendo cuentas, en total son poco menos de 24.000 hectáreas que están blindadas, pero la pregunta de muchos es qué va a pasar con las 68.000hectáreas más del páramo.

Consultamos a Carlos Suárez, subdirector de Evaluación y Control Ambiental de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, quien señaló que la zona declarada parque regional sólo existían 28 títulos mineros de exploración y no había ninguna explotación, así que la medida fue preventiva.

Sin embargo, Suárez señaló que en las 68.000 hectáreas sin protección, las multinacionales mineras podrán explotar los diferentes tipos de recursos naturales, y lo que se hará allí es lograr una producción sostenible.

Es decir, será una zona abierta para producir y para preservar, por medio de una Distrito de Manejo Integrado, que es un plan de desarrollo 
sostenible entre las autoridades ambientales, los empresarios y la comunidad.

En la zona que acabaron de declarar parque regional estaba explorando las empresas: Eco Oro, Anglogold Ashanti, AUX Colombia, Continental Gold, Galway y empresas locales de minería. Pero no habían otorgado ningún tipo de licencia ambiental, que en caso dado hubiese sido el acto administrativo que les da derecho sobre la zona.

caracolradio.com