Juan Manuel SantosEl medidor sobre los avances o no del proceso de paz está en Cuba, no en cartas ni declaraciones, subrayó este sábado el Presidente Juan Manuel Santos en el Acuerdo para las Prosperidad en el municipio antioqueño de Santa Bárbara.

“Lo que esperamos es que sigamos avanzando en Cuba para llegar a los acuerdos. Y ahí sí firmar la paz a través de los acuerdos; no de cartas, no de expresiones, de manifestaciones, sino de acuerdos concretos”, dijo el presidente Santos al hacer referencia a los recientes pronunciamientos de las Farc en los que insisten en sus críticas al Gobierno por proteger a los latifundistas mientras acusa a la guerrilla de arrebatar tierras a los campesinos.

Cabe recordar que esta semana alias 'Timochenko' manifestó que el proceso estaba empantanado por las reiteradas acusaciones del Gobierno relacionadas con el robo de tierras.

El jefe de Estado recordó además que la decisión de negociar en medio del conflicto fue calculada, precisamente para evitar cometer los mismos errores del pasado.

"Las reglas son muy claras, acá no habrá ningún tipo de tregua", puntualizó.

Igualmente dijo que si no hay avances el gobierno no seguirá negociando indefinidamente.  "En la medida en que avancemos, estaremos satisfechos, sino avanzamos, nos paramos de la mesa. Yo espero que sigamos avanzando y mientras tanto las reglas de juego son también muy claras. Aquí no hay tregua de ninguna naturaleza", puntualizó.

Las Farc urgieron este sábado a realizar un catastro extraordinario en Colombia como parte de sus propuestas sobre el tema agrario en los diálogos de paz.

El grupo guerrillero anunció en un comunicado divulgado en La Habana su iniciativa de"realizar extraordinariamente un catastro alternativo del despojo y el desplazamiento forzado" como parte de sus propuestas referidas al tema de acceso y uso de la tierra.

Según el texto, leído por el guerrillero Ricardo Téllez, alias 'Rodrigo Granda', "la modernización y actualización de los sistemas de catastro y registro inmobiliario deben ser instrumento para la democratización de la propiedad sobre la tierra, su necesaria desconcentración, y de reparación integral de las víctimas del conflicto".

La propuesta de diez puntos contempla catastros para la reforma rural, para los territorios campesinos, los interétnicos e interculturales, los indígenas y de afrodescendientes, y para los latifundios y grandes propiedades sobre la tierra.

Asimismo prevé un "catastro alternativo del desplazamiento y el despojo",compatibilizar el sistema de información catastral con el de registros y organizar una veeduría internacional con participación de las comunidades rurales en el proceso, entre otras medidas.

elespectador.com