Presidente Santos en un reconocimiento aéreowww.fuerzasmilitares.org (28JUL2013).- El presidente, Juan Manuel Santos, pidió a sus compatriotas que "entiendan" que las negociaciones de paz con las Farc se desarrollan "en medio de la guerra" y que hechos como la muerte de policías y soldados es "el costo" que se tiene que pagar.

"Lo que tenemos que entender es que estamos en medio de una guerra, ese es el costo de la guerra", dijo Santos en un discurso pronunciado en San Gil (Santander) y en referencia a la muerte de 15 soldados el sábado pasado en Arauca.

El presidente admitió que en la sociedad genera "confusión" que el Gobierno dialogue con la banda de las Farc en La Habana y al mismo tiempo las combata en las selvas del país, pero aseguró "que esa es la condición que más favorece el proceso para buscar el fin del conflicto".

"Un cese al fuego, como lo está pidiendo la guerrilla, lo que hace es prolongar el conflicto, en forma indefinida", aseguró el presidente e insistió que el Gobierno no va a tener "ninguna contemplación" hasta que se alcancen los acuerdos.

Santos también se refirió a los sectores contrarios a la negociación con la guerrilla: "hay quienes nos quieren exacerbar esas supuestas contradicciones, nos dicen 'paren el proceso', porque nos asesinaron 15 soldados en Arauca, como nos asesinan soldados prácticamente todos los días".

"Yo sabía desde el principio que hay muchos enemigos que no quieren quenuestra nave llegue a esa Colombia en paz", dijo el presidente, que agregó que esos enemigos son los que "se lucran de la guerra económicamente, políticamente o psicológicamente".

Tras pedir a los colombianos que entiendan la idiosincrasia de la negociación, Santos prometió que el premio de la paz "tiene que ver con el desarrollo social, tiene que ver con la educación, tienen que ver con la salud, con la infraestructura y con la creación de empleo".

El Gobierno y las Farc adelantan negociaciones de paz desde noviembre de 2012 en La Habana con el objetivo de poner fin al conflicto que azota a este país desde hace casi medio siglo.

En Colombia, por su lado, el Gobierno se ha negado de forma reiterada a decretar un cese a las hostilidades tal y como piden las Farc, como consecuencia se mantienen los combates, prácticamente a diario, por toda la geografía del país.

EFE