Alias Timochenkowww.fuerzasmilitares.org (16AGO2013).- El jefe máximo de las Farc, Timoleón Jiménez, alias ‘Timochenko’, se refirió sobre varios temas polémicos para el país. En entrevista con La FM, habló de la posibilidad de pagar con cárcel por sus delitos al concluir el proceso de paz y dijo que no está de acuerdo con esta posibilidad.

“En la mesa estamos buscando ponerle punto final a ese conflicto y hay por lo menos dos partes involucradas en esto ¿Si la salida es todos presos cuántas cárceles habría que construir? Pareciera que solo cabe la prisión para los jefes guerrilleros, como si tanto militar, policial o político, incluidos gobernadores, ministros, y hasta presidentes, no fueran los principales responsables de tanta atrocidad en Colombia”, aseguró.

Sin embargo, al hablar del desarme del grupo guerrillero de ser fructífero el proceso de La Habana (Cuba), ‘Timochenko’ dijo que sí estarían listos para entregar sus armas.

“Si logramos un acuerdo de paz con justicia social, tengan la plena seguridad que desde el guerrillero más antiguo hasta el más nuevo, lo van a respaldar. En ese momento las armas quedarán relegadas a un segundo plano”, manifestó.

Cuando habla de la paz sin impunidad que tanto han hablado los críticos del proceso, el jefe subversivo dijo que “impunidad es la característica fundamental del régimen político colombiano”.

“La extrema derecha prefiere decir que la paz sí pero sin impunidad, borrando de un plumazo el hecho de que la impunidad ha sido la característica fundamental del régimen político colombiano y una de las causas más válidas del levantamiento armado”, señaló.

También aprovechó la entrevista para enviar un mensaje al fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre.

“Yo le hago un llamado al fiscal Montealegre para que profundice en el origen de este conflicto y en sus verdaderas causas. Si se quiere resolver un problema de raíz, deben estudiarse y atacarse todas sus causas. Escarbar y complicar de modo unilateral en los meros efectos, no es una posición sabia”, aseguró.

Y frente al procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, se limitó a decir: “Lastimosamente el Papa nos ha informado que el limbo ya no existe”.

Ante a la orden del presidente Juan Manuel Santos de dar de baja a cualquier guerrillero, incluido él, ‘Timochenko’ respondió al mandatario.

“Preocupa la creencia de Santos de que para avanzar en la mesa de La Habana hay que poner sobre ella nuestros cuerpos destrozados por las bombas. Ya lo hizo con Alfonso Cano, es como si nosotros estuviéramos diciendo todo el tiempo planes para matar al presidente con la creencia de que sus sucesores amedrentados firmarían más rápido la paz, es esa mentalidad la que preocupa”, indicó.

Sobre la lentitud en las conversaciones, el subversivo dijo que “es difícil avanzar cuando una de las partes le dice no a todo. Las Farc tienen toda la disposición y voluntad, que se reafirmó en una consulta interna con casi todos los cuadros de jugárnosla por la paz con justicia social”.

Encuentro con el presidente Santos

“Quisiera darle la mano al presidente el día que vayamos a refrendar el acuerdo final”. La respuesta de ‘Timochenko’ implícitamente advierte que no habrá un encuentro previo con el presidente Santos, antes de firmar la paz.

De la reelección presidencial el guerrillero dijo que no se puede depender de la paz para llegar a ella.

“Poner a defender la posibilidad de la paz con justicia social de un proceso electoral con la normatividad que por ahora existe es una mezquindad. Demuestra una visión muy estrecha de lo que está en juego, un futuro promisorio para la patria. A nosotros nos gusta cualquier Gobierno dispuesto a concretar las solución política para acabar el conflicto colombiano”, manifestó.

En el mismo sentido, una vez más las Farc insisten en la necesidad de aplazar las elecciones a pesar de la negativa del Gobierno.

“Es una propuesta más que está sobre la mesa y que nosotros creemos viable y necesaria por la coyuntura; pero como la gran mayoría de las que hemos hecho el ejecutivo dice que no sin siquiera considerarlas”, señaló.

Las Farc le apuntan a tener su propio canal de televisión, pero no solo eso “y una emisora, y una publicación periódica escrita, pleno acceso a internet con financiación estatal”.

Sobre la liberación del exmilitar estadounidense que fue secuestrado el 20 de junio, la guerrilla insiste en Piedad Córdoba, para su libertad. “Estamos planteando la comisión que nos dé confianza y garantía para que este señor quede en libertad, pero la Cruz Roja sola no nos la brinda”.

Finalmente las Farc quieren que sectores sociales, partidos políticos y precandidatos presidenciales vayan a La Habana.

“No tenemos reparos para reunirnos con todos aquellos que quieran contribuir a la paz. El Gobierno debería autorizar a todo el mundo que quiera, pero sin amenazarlos, sin decir que los van a judicializar. Se trata de eso, de dialogar e intercambiar con las víctimas las posturas del conflicto”, agregó.

elespectador.com