Juan Manuel Santoswww.fuerzasmilitares.org (13NOV2013).- Días después de rebelarse que las FARC y el gobierno habían llegado a un acuerdo en el punto de participación política para esta guerrilla, el presidente Juan Manuel Santos habló con el diario estadounidense The Washington Post acerca del presente y el futuro del proceso de paz. 

El mandatario aseguró en la entrevista que “esta vez llegaremos a un acuerdo y alcanzaremos la paz”.

Sobre el punto concreto de una futura participación política para las FARC, el primer mandatario dijo que: “van a tener un espacio en nuestra democracia para alcanzar sus objetivos; pienso que esto es algo obvio y normal en este proceso…personalmente prefiero ver a las FARC en el Congreso que generando violencia y traficando drogas”.

Con respecto a la oposición de algunos sectores políticos a las negociaciones, Santos expuso que aquellos que se mostraban en contra de la paz eran quienes se “beneficiaban de la guerra” y que “preferían perpetuar el sufrimiento de los últimos 50 años”.

En lo que se dio a conocer del segundo punto pactado se acordó el ingreso de las FARC a la política tras el cese de uso de las armas y la garantía de protección para los miembros y los partidos de la guerrilla que hagan política.

Otros de los puntos fueron la creación de un sistema de rendición de cuentas de las autoridades a sus comunidades y de una serie de circunscripciones transitorias especiales de paz para dar a las regiones más afectadas por el conflicto y más abandonadas por el Estado una representación suplementaria a la que ya tienen en la Cámara de Representantes.

Aunque algunos sectores parecen estar de acuerdo con lo que significan las declaraciones del presidente, aún existe reticencia por parte de la ciudadanía con respecto al tema de la participación política. 

Según la última encuesta de Cifras y Conceptos realizada entre los meses de julio y septiembre de este año, en la cual se entrevistó a 2.115 líderes de opinión y a 2.500 personas de 27 municipios, en la pregunta de si estaban de acuerdo con la participación política de las FARC, el primer grupo respondió positivamente en un 61 % y el segundo solo en un 20 %. 

El presidente, cuya favorabilidad subió de 41 % a 55 % en el último mes, según una encuesta del Centro Nacional de Consultoría dada a conocer tras acordarse el segundo punto de negociación, también mencionó en la entrevista el descontento general que manifiesta la sociedad por la lentitud de los diálogos y pidió paciencia a la ciudadanía “ya que el resultado final sería beneficioso para el país”. 

El siguiente punto en la agenda de la paz, la erradicación de los cultivos ilícitos y del narcotráfico, también tuvo lugar en la entrevista. Con respecto a esto, el mandatario dijo que el objetivo de esta política era “incorporar a las FARC en los esfuerzos para reducir las plantaciones de coca”.

Desde el 2000, con el inicio de la financiación del Plan Colombia para el monitoreo y la erradicación de los cultivos de coca, se han logrado avances significativos en este tema. En el 2001, los cultivos llegaban a las 170.000 hectáreas. 

El Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca de 2012 divulgado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC) y el Gobierno concluyó que hasta la fecha el cultivo fue el más bajo en años, con 48.000 hectáreas, que con respecto al 2011 representan una reducción del 25 %. 

En este también se habló de la incautación de 188 toneladas de cocaína, y que la producción de esta droga había disminuido en un 10 %, con respecto del año pasado. 

En relación a esto, el presidente dijo que la participación activa de las FARC en este proceso era esencial. “Podrían imaginar lo que significaría, no solo para Colombia, sino para el mundo, que (la guerrilla) se conviertan en nuestros aliados en la misión de destruir y erradicar los cultivos de coca y los corredores de narcotráfico… sería un gran, gran avance” dijo el presidente.

semana.com