Álvaro Uribewww.fuerzasmilitares.org (26ABR2014).- Análisis determinaron que los hombres que acompañaban al expresidente era mayor a lo que necesitaba. La decisión de reducir el esquema de seguridad del expresidente y senador electo, Álvaro Uribe, se basa principalmente en que si bien su nivel de riesgo es bastante alto, el número de hombres que lo acompañaban diariamente era mayor que lo necesitado para garantizar su vida.

A esa conclusión se llegó tras varios análisis rigurosos y se le comunicó directamente al exmandatario por medio de cartas que se le hicieron llegar hace una semana y media. Esta determinación, confirmada el viernes por el Gobierno, también cobija a su círculo familiar.

De acuerdo con fuentes oficiales que conocieron del caso, la mayor disminución fue en el número de policías que acompañan al exmandatario, pero los detalles son reservados para garantizar su seguridad.

“El señor expresidente Uribe y todos los integrantes de su familia cuentan y seguirán contando con la protección necesaria y suficiente para garantizar los derechos a la vida, seguridad, integridad y libertad”, precisó la Unidad de Protección Nacional (UPN).

El caso de Uribe es apenas uno de muchos casos que esta entidad viene revisando debido al desmesurado gasto que se genera por este rubro y que en varios de ellos no es justificado.

La UPN destina anualmente 387.000 millones de pesos en gastos de seguridad, lo que incluye hombres, vehículos y gasolina, entre otros aspectos.

No obstante, el expresidente Uribe hizo saber que, por ahora, no está inconforme con la decisión y que no tiene previsto pronunciarse al respecto.

eltiempo.com