Alfonso Canowww.fuerzasmilitares.org (31JUL2014).- "'Alfonso Cano' debió haber sido capturado y entregado a los jueces para ser sometido a una causa penal con arreglo a las leyes", sostuvo "Timochenko".

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) exigieron hoy al presidente Juan Manuel Santos "responder" por la muerte en una operación militar, en noviembre de 2011, de "Alfonso Cano", quien era entonces el jefe máximo de la guerrilla, y afirmaron que se trató de un "crimen de Estado".

En un mensaje divulgado hoy, el actual líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", dijo que Santos, quien llegó a la Presidencia en 2010, ordenó siendo mandatario la operación militar en la que murió su antecesor, Guillermo León Sáenz, alias "Alfonso Cano".

"'Alfonso Cano' debió haber sido capturado y entregado a los jueces para ser sometido a una causa penal con arreglo a las leyes", sostuvo "Timochenko".

El líder de las Farc afirma que Cano murió en un "estado de indefensión", en el departamento del Cauca (suroeste), ya que estaba desarmado y herido y por lo tanto no constituía un peligro.

Esta circunstancia, continuó el guerrillero en su escrito, constituye una violación de diversos apartados de los Convenios de Ginebra, Código Penal Colombiano, el Estatuto de la Corte Penal Internacional, así como de la Convención Americana de Derechos Humanos, ya que se trató de una "ejecución".

"El presidente Santos, tras conocerse la noticia, no sólo reconoció haber llorado de felicidad al enterarse, sino que a medida que su soberbia fue creciendo, se dedicó a publicar que la orden había sido emitida directamente por él tras haber sido consultado al respecto", insistió el líder guerrillero.

Uno de los últimos pronunciamientos de Santos sobre este asunto se produjo en abril pasado, en una entrevista radiofónica en el marco de su campaña para la reelección.

Entonces, el mandatario, que fue reelegido para el periodo 2014-2018, reconoció que en ese momento, cuando habían empezado los acercamientos con la guerrilla para preparar el proceso de negociación que hoy llevan a cabo el Gobierno y la cúpula de las FARC en Cuba, fue difícil decidir perseguir al guerrillero.

Para el grupo armado, el hecho de que el presidente siga refiriéndose al suceso evidencia la "satisfacción" de Santos por la muerte de Cano.

Asimismo, las FARC anunciaron que pedirán que el fallecimiento del que fuera su líder se aborde en la mesa de negociaciones dentro del punto referido a las víctimas del conflicto armado.

"Los crímenes de Estado configuran una nefasta tradición en Colombia y son ellos los causantes directos de la prolongada y heroica rebeldía armada de miles de colombianos", señala el líder guerrillero.

"En la Mesa nos trazamos como máxima que no llegamos a pactar impunidades. ¿Estará Santos dispuesto a responder por su crimen confeso?", concluyó Timochenko en el mensaje. 

elheraldo.co