Pobreza en Colombiawww.fuerzasmilitares.org (23SEP2014).- La caída de la pobreza en 10 puntos en un periodo de cuatro años es una gran noticia en Colombia y en cualquier país del mundo. De acuerdo con las cifras divulgadas esta semana por el Dane, por primera vez desde que se llevan estadísticas sobre la pobreza monetaria en el país esta se ubicó por debajo del 30 por ciento y la pobreza extrema, en menos del 9 por ciento. (Lea también: 'En este Gobierno 3,6 millones han salido de la pobreza': Santos).

Ese bajonazo, explica Mauricio Reina, investigador del centro de estudios Fedesarrollo, tiene dos razones principales: “Un crecimiento económico sobresaliente de 4,8 en promedio en el primer cuatrienio de Juan Manuel Santos y unas políticas focalizadas del Gobierno”. (Lea también: El hambre golpea a 11,4 por ciento de colombianos).

Entre el 2010 y el 2014, la pobreza se redujo aceleradamente:mientras que en junio pasado fue del 29,3 por ciento, en el mismo mes del 2010 era del 37,2 por ciento.

Al respecto, el presidente Santos dijo el lunes en el Consejo de Ministros: “En junio del 2010 teníamos 17,1 millones de personas en la pobreza, y en junio del 2014 esta cifra había bajado a 13,5 millones”.

Tan importante como ese logro es el hecho de que entre la población más pobre de los pobres del país, dos millones de personas salieron de esa situación extrema en cuatro años: mientras que en junio pasado fue del 8,4 por ciento, en el mismo mes del 2010 era de 12,3 por ciento. Y la buena noticia también cobijó al campo, cuya pobreza descendió de 49,7 a 41,6 por ciento, en igual lapso.

Aunque esa rápida caída ha despertado las suspicacias de ciertos sectores, no es la primera vez que el crecimiento económico de un país se refleja en un descenso pronunciado de la pobreza. Uno de los casos más emblemáticos de la región es el de Brasil, que redujo su pobreza en casi 10 puntos porcentuales en cuatro años: del 38,2 por ciento en el 2002 pasó al 29,6 por ciento en el 2006.

El crecimiento económico de Colombia así como otras políticas públicas, dice Mauricio Santa María, exdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP), han permitido crear más de dos millones de empleos y que 3,6 millones de trabajadores dejen de ser pobres en el país. A lo que el actual director del DNP, Simón Gaviria, suma el buen comportamiento de los precios de la canasta familiar –definitivo para las familias de bajos ingresos– y el fortalecimiento de programas sociales encaminados a la superación de la pobreza, como ‘Más familias en acción’ y ‘Colombia mayor’.

Tatyana Orozco, que dirigió el DNP en el tramo final del primer gobierno de Santos y ahora lidera el Departamento para la Prosperidad Social (DPS), indica que programas como los mencionados han contribuido en la reducción de la pobreza en 9,6 puntos porcentuales.

La funcionaria precisa que la pobreza extrema rural habría sido del 21,7 y no del 18,2 por ciento, si no existieran programas como ‘Más familias en acción’, en el que solo se les hace entrega de los subsidios en dinero a los jefes de hogar que lleven a sus hijos al colegio y al médico. “Esto es lo que puede garantizar que en el futuro estos niños tengan educación y salud, y va a permitir que las condiciones de base sean mucho mejores que las que tuvieron sus padres”, expresa Orozco.

Son políticas bien focalizadas en la población pobre, a juicio de Santa María, que se declaró confiado en que ahora que empieza a crecer la inversión del nuevo sistema de regalías sus efectos se vean en la reducción de la pobreza.

Mayor productividad

Esos logros, sin embargo, pueden deteriorarse si las condiciones que los posibilitaron se debilitan o, incluso, desaparecen. Por ello, Santa María advierte que la prioridad es mantener el crecimiento de la economía, y lograr una transformación seria del campo, en el que comienza a haber una importante inversión: “Lo que requiere el campo es mayor productividad, porque esta es la que se traduce en ingresos de las personas y las familias”.

Uno de los ejes del nuevo Plan Nacional de Desarrollo, afirma Gaviria, es la movilidad social, entre cuyos principales objetivos están mejorar los ingresos de la población en pobreza extrema y en situación de vulnerabilidad mediante el fortalecimiento del sistema de transferencias (subsidios en dinero), para garantizar un nivel de ingresos por encima de la línea de pobreza.

Pero aún falta mucho para combatir este mal que es endémico en Colombia, y así lo reconoció el Presidente al decir que todavía son demasiados los colombianos en la pobreza y los que viven en la pobreza extrema –3,8 millones en todo el país–. El coeficiente Gini, que mide la desigualdad en el mundo, lo atestigua: Colombia sigue siendo una de las naciones más desiguales.

“La pregunta relevante es si esto será sostenible –agrega Reina–. Para que lo sea, se requieren menos políticas asistencialistas y más preparación de la mano de obra para integrarse al mercado laboral formal, y en ese frente las cosas no están bien”.

El gran reto de los próximos años, dice el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, “es preparar la economía para el entorno de menores ingresos producto de los precios de las materias primas, como petróleo y carbón, sin que afecte la lucha de la reducción de la pobreza”.

Combatir la informalidad

Mauricio Santa María explicó que las cargas no salariales golpean a jóvenes y a los más pobres, cuyos niveles de desempleo e informalidad son muy altos, pero bajaron por las medidas tomadas, lo que ha sido clave para reducir la pobreza.

Cuidar a vulnerables

Para que quienes están ligeramente por encima de la línea de pobreza -llamados vulnerables- no vuelvan a caer en esta condición, el eje de la movilidad social apuntará a que superen privaciones como no acceso a la salud y baja educación, comentó Simón Gaviria, el jefe del DNP. Además, las políticas de empleo e ingresos son fundamentales para que las familias reduzcan el riesgo de caer en la pobreza.

Para Mauricio Santa María, exdirector del DNP, lo primero es evitar un retroceso de la economía y, lo segundo, proteger el empleo, porque la gente que ha salido de la pobreza lo hizo porque encontró una fuente de ingreso estable. Que algunos hogares vuelvan a caer en la pobreza “es nuestra eterna preocupación”, expresó Tatyana Orozco, exdirectora del DNP.

eltiempo.com