Álvaro Uribewww.fuerzasmilitares.org (25SEP2014).- Los novatos senadores del Centro Democrático (CD) sufrieron un inesperado y quizá doloroso traspié desde que llegaron al Congreso. Los experimentados senadores de la Unidad Nacional los enredaron en la reforma al equilibrio de poderes de tal modo, que los uribistas terminaron aprobando la eliminación de la reelección.

El ministro del Interior celebró la decisión de la Comisión Primera y resaltó que haya sido con el apoyo de los cuatro senadores del Centro Democrático, subrayando que esa circunstancia fue fruto de consenso.

Pero lo cierto es que no fue por ello. La bancada compuesta por los senadores Alfredo Rangel, Jaime Amín, Paloma Valencia y José Obdulio Gaviria cometió un grave error de atención que les salió muy caro. Ellos llegaron decididos a defender la reelección, o por lo menos aprovechar la reforma para facilitarle al expresidente Álvaro Uribe, y terminaron por aprobar la propuesta del Gobierno, a la cual se oponían.

Todo sucedió después de más de nueve horas de discusión. La senadora Paloma Valencia presentó una proposición para que se acabara la reelección inmediata pero que se le permitiera a quien hubiese ejercido la Presidencia volver a aspirar, por una sola vez, después de otros cuatro años.

La propuesta generó polémica y suspicacias y la senadora Paloma pidió que fuera sometida a votación. Cuando llegó el momento de decidir sobre la reelección, los senadores uribistas creyeron que se iba a votar su propuesta y no la del Gobierno, y terminaron votando igual que la Unidad Nacional.

José Obdulio Gaviria fue quien se percató del error y pidió reabrir la votación advirtiendo que pensaban que se estaba votando la de la senadora Valencia. Algunos senadores y los numerosos asistentes se soltaron a reír.

Y es que el error fue tan costoso, que ya no podrán revivir la discusión que querían dar para mantener la reelección. La norma dice que cuando una proposición es derrotada en alguno de los ocho debates, no se puede volver a proponer en los posteriores.

El hecho se prestó para que los senadores más curtidos en la letra menuda del Congreso les lanzaran pullas a la disciplinada bancada uribista.

Roy Barreras, de La U, celebró que se haya eliminado la reelección con los votos del Centro Democrático. “Está claro que se equivocan cuando el papá Uribe los abandona y se va del salón y los pollitos quedan confundidos, ojalá los siga acompañando porque si no, quien sabe cuantos errores van a cometer. Tienen que estudiar un poquito más”.

Barreras hacía referencia a que el senador Álvaro Uribe, aprovechando la cancelación de la plenaria, se apareció por la Comisión Primera y estuvo acompañando durante varias horas a sus pupilos. Pero antes del punto de la reelección el expresidente se fue del recinto para no volver. Y allí sus senadores terminaron votando en contra de una de sus banderas, la defensa de la reelección.

semana.com