Elaborando las cédulas colombiawww.fuerzasmilitares.org (01OCT2014).- Tan cotidiano como la cédula. Tan habitual como sacarla de la billetera para mostrarle en cualquier oficina para cualquier trámite. Su historia está llena de detalles curiosos a casi 62 años de existencia -los cumplió el 24 de septiembre-.

El homicidio de Jorge Eliecer Gaitán y la Violencia a partir de 1948 generaron la necesidad estatal de implementar un sistema de organización electoral confiable y sin influencias de los partidos políticos. Para ello, el Gobierno Nacional contrató los servicios de una misión canadiense que propusiera la expedición de un documento de identificación unificado.

El Decreto 2628 de 1951 acogió las sugerencias del organismo contratado y ordenó la creación de una cédula laminada que se empezó a expedir en 1952. El primero en recibir el documento el 24 de noviembre fue el presidente de la época Laureano Gómez al que le fue asignado el uno. Los siguientes 16 números le correspondieron a al gabinete ministerial y a funcionarios cercanos al gobierno, distribuidos así:

Roberto Urdaneta, presidente encargado (2); Crisanto Luque, primer Cardenal en la historia del país (3); Luis Andrade Díaz, ministro de gobierno (4); Juan Uribe Holguín, ministro de relaciones exteriores (5); José Gabriel De la Vega, ministro de justicia (6) y Antonio Álvarez Restrepo, ministro de hacienda y crédito público (7).

A diferencia de España donde fue suprimido el DNI (Documento Nacional de Identidad) con el número 13 por superstición, en Colombia ese dígito asociado a la mala suerte tuvo dueño. Rodrigo Noguera Laborde, ministro de minas y petróleo, portó ese número de identificación.

La numeración dependía del lugar de expedición: cada municipio tenía un rango asignado. Los hombres tenían cupos numéricos desde el 01 hasta el 19.999.999. Consumida esa cuota, se abrió la cuenta entre el 70.000.001 y el 99.999.999.

Las mujeres por su parte, solo tuvieron derechos políticos hasta 1956. Carola Correa de Rojas Pinilla, esposa del Presidente Gustavo Rojas Pinilla, tuvo el primer documento con el número 20.000.001. El rango femenino se amplió hasta el 69.999.999.

El documento de identidad blanco laminado fue reemplazado en 1993 por la cédula café plastificada. Juan de Jesús Acosta, un habitante de Bogotá, obtuvo la primera cédula de segunda generación.

La café se dejó de producir en el año 2000 por un documento amarillo con hologramas, código de barras y foto a color, según el Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares -(AFIS por sus siglas en inglés).

- Las mujeres no eran tenidas en cuenta para votar y se identificaban con la tarjeta de identidad, al igual que los hombres menores de 21 años o quienes hubiesen perdido los derechos civiles.

- La primera ley que reguló la cédula data del 16 de junio de 1853, sancionada por el general José María Obando, presidente de la república. Sin embargo se expedía tres días antes de las elecciones y era retenida al momento de la votación para verificar, mediante el cruce de información con los sufragios.

- En esas épocas, para expedir el documento era suficiente jurar que la persona tenía el nombre suministrado, que era mayor de 21 años, que sabía leer y escribir, que hacía por lo menos 10 días vivía en el domicilio enunciado y que los vecinos lo conocían de tiempo atrás.

- En 1929 se realizó la primera reforma electoral de importancia que incluía la expedición de cédula. Como dato anecdótico, la ley estipulaba que en caso de pérdida, el ciudadano debería pagar 20 centavos para su reexpedición.

- En 1931, un ingeniero químico, José Vicente Azcuénaga Chacón, preparó una tinta especial para marcar a quienes ya habían votado y que, casi a regañadientes, aceptaban ese manchón violeta en uno de sus dedos. Ese método arcaico se usó durante casi 50 años.

- Con la Ley 89 de 1948, que creó la Organización electoral se dio origen una reestructuración del documento de identidad.

- Posteriormente, en 1975 se disminuyó la mayoría de edad que quedó en 18 años.  

diarioadn.co