“El camino está libre para las liberaciones”, dijo el delegado del CICR en Colombia Jordi Raich al término de una reunión en la que se evaluaron algunos detalles técnicos para el desarrollo de la operación humanitaria que traerá a la libertad a los 10 militares y policías que permanecen secuestrados por las Farc.

“Lo más simbólico no es la fecha, como el hecho de que a partir de ahora el camino está libre para comenzar todo lo que es el proceso logístico. Es decir que ahora la liberación solo depende de la logística y el itinerario que se estableció previamente”, dijo Raich al explicar que al término de esta semana llegarán los helicópteros que el gobierno de Brasil facilitó para la entrega de los uniformados que cumplen más de trece años en poder de la guerrilla.

A su turno, el Viceministro de Defensa, Jorge Bedoya, señaló que el Gobierno espera que en las próximas horas se defina la zona y el aeropuerto desde donde saldrán los helicópteros brasileños que recogerán a los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina.

"La logística está coordinada, simplemente lo que se necesita es el aeropuerto desde el cual deberán salir las aeronaves para poder recoger a los secuestrados y eso dará el inicio al proceso", explicó Bedoya al finalizar este miércoles una reunión con el Comité Internacional de la Cruz Roja, representantes del gobierno de Brasil y Colombianos y Colombianas por la Paz.

Reiteró que para el Gobierno lo más importante es que los hombres de la Fuerza Pública regresen sanos y salvos a sus hogares, lo antes posible.

Bedoya afirmó que solo en el momento en el que se defina el aeropuerto podría tenerse un estimado de cuanto puede demorar la entrega que según la exsenadora Piedad Córdoba se realizará en dos jornadas. 

"Este es un proceso que tiene unos protocolos de seguridad bastante rigurosos y en la medida en que tengamos el punto de salida de las aeronaves desde territorio colombiano empezará la cuenta regresiva", señaló el Viceministro.

Este miércoles en la mañana, la exsenadora Piedad Córdoba dijo que las Farc mantienen su compromiso de liberar el 26 de marzo a los últimos diez policías y militares que tiene cautivos pese al operativo del Ejército que causó la muerte a 33 guerrilleros en Arauca y a la negativa del Gobierno de facilitar la visita a los subversivos presos en las cárceles de país.

"Se ha tomado una decisión y hay una palabra por parte de las Farc, que el 26 de marzo es la entrega de las personas, se sabe que están entregándose en medio de una guerra y esperamos que no ocurra nada", aclaró Córdoba, quien actúa como mediadora en la liberación de los cautivos.

Asimismo, señaló que también hay un compromiso por parte del Gobierno para que en la zona de las liberaciones no haya combates ni operativos militares, lo que garantiza el operativo.

"No creo que el Gobierno tenga algún interés en hacer rescates, hay fecha para las liberaciones y lo respetará", manifestó.

Córdoba agregó que las liberaciones se producirán en dos jornadas, comienzan el 26 de marzo, y "entre una entrega y otra habrá un día intermedio".

elespectador.com