Luis Carlos Restrepowww.fuerzasmilitares.org (15OCT2014).- Luis Carlos Restrepo, excomisionado de paz investigado por su presunta participación en la falsa desmovilización de la compañía Cacica La Gaitana de las Farc, indicó que el ejército debió haber asumido una responsabilidad públicamente ante estos hechos, toda vez que recibió información de los más altos mandos de la cúpula militar del país sobre los desmovilizados.

“Yo sí creo que falta gallardía por parte del ejército (...) Si altos mandos militares se sentaron en la mesa, si la cúpula militar asiste a una desmovilización y la defienden, por lo menos deberían decir que no vieron nada irregular” señaló Restrepo en entrevista con Blu Radio, a su vez que reiteró que “sí creo que el Ejército debió haber asumido una responsabilidad públicamente. Lamentablemente, tal vez por temor, ha preferido escabullirse”.

Frente a las acusaciones de la Fiscalía, que señala que Restrepo conocía perfectamente las irregularidades en la desmovilización de 62 personas que se hicieron pasar como guerrilleros a cambio de una serie de beneficios económicos y judiciales, el excomisionado indicó que recibió “información del ejército avalada por los más altos mandos. Incluso el general Montoya le dijo al país que había un año de trabajos de inteligencia detrás (...) Yo miré la lista de desmovilizados y verifiqué cada uno de los documentos y estos indicaban que habían pertenecido al grupo guerrillero”.

Restrepo hizo un llamado a la Fiscalía a revisar el proceso, puesto que señaló, “no existe una sola prueba en mi contra, este proceso está lleno de irregularidades”, así mismo reiteró que no se encuentra en la clandestinidad y que en el país que se encuentra está en “condición de persona protegida desde el 14 de enero del 2012 bajo la convención de naciones unidas como perseguido político”.

“Yo no tenía intensión salir del país, mi familia me lo pidió. Durante muchos años entregué mi vida al país y a la construcción de la paz, sacrifiqué mi carrera profesional. Cuando se vino esta destrucción de mi imagen pública en donde me trataban de delincuente mi familia me suplicó que no volviera y les hice caso. Por respeto hacia ellos me quedé afuera”, precisó.

elespectador.com