Juan Manuel Santoswww.fuerzasmilitares.org (16NOV2014).- El presidente Juan Manuel Santos dijo que un acuerdo de paz con las Farc para poner fin al conflicto armado debe firmarse el próximo año para evitar un fracaso, y advirtió que la negociación no puede prolongarse más allá pese a los complejos asuntos pendientes.

Se trata del más reciente plazo que anuncia el mandatario para la firma de la paz con las Farc, después de dos años de conversaciones en Cuba y en momentos en que varios sectores políticos y sociales reclaman celeridad.

“El año entrante debe ser el año de la paz porque si no lo es me parece que de ahí en adelante sería difícil mantener este proceso indefinidamente”, sostuvo Santos en una entrevista publicada en El Tiempo.

El presidente había sostenido cuando se inició la negociación que el proceso, que busca poner fin a medio siglo de conflicto que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados, tardaría meses y no años.

Posteriormente, Santos habló de finales de este año.

“Yo no quiero poner fechas fatales, pero lo que sí le digo es que estos procesos tienen unas dinámicas. Estamos en un momento crucial y si no avanzamos, comenzamos a retroceder”, explicó Santos.

“Llegó el momento de tomar las decisiones difíciles. Vamos a tener clara la pista de aterrizaje, cuál va a ser la justicia transicional, cómo la vamos a aplicar. Ese tipo de decisiones, y las que tienen que ver con el fin del conflicto propiamente dicho, se tendrán que tomar”, agregó.

Al igual que Santos, algunos analistas sostienen que el asunto de la justicia de transición y el abandono de las armas será uno de los capítulos más complejos en el proceso, en el que las partes han llegado a acuerdos para dar acceso a la tierra a campesinos pobres, garantías para que los guerrilleros participen en política y sobre la lucha contra el narcotráfico.

Los jefes de las Farc, acusados de asesinatos, secuestros, desapariciones, reclutamiento de niños, abusos sexuales y narcotráfico han advertido que no van a firmar un acuerdo para ir a la cárcel, pero muchos colombianos reclaman justicia y se niegan a que la impunidad les permita llegar a cargos de elección popular.

“No es impunidad. Es justicia, como su nombre lo indica, justicia transicional. Es decir, se aplica una justicia que nos permita la paz”, dijo Santos refiriéndose al complicado asunto.

“Estamos entrando exactamente en ese punto de la discusión, que es el más complicado”, precisó.

elcolombiano.com