Menores en poder de las FARCwww.fuerzasmilitares.org (05FEB2015).- El Comité de la ONU para los Derechos de los Niños lamentó que continúen los altos índices de reclutamiento infantil en el país y que muchos de estos niños sean perseguidos como criminales en lugar de como víctimas.

Los pasados 20 y 21 de enero, Colombia se sometió al escrutinio del Comité de Derechos de los Niños, en una revisión regular a la que están sometidos todos los países de las Naciones Unidas.

"El Comité está preocupado por el continuo reclutamiento de niños por grupos no estatales; y el hecho de que algunos de estos niños sean perseguidos por Colombia como criminales y no tratados como víctimas", reza el informe.

"Las niñas reclutadas son sometidos a violencia sexual, de forma sistemática y repetida, incluidos violación, esclavitud, embarazos forzados y abortos".

Ante esta situación, el Comité pide a Colombia que haga todo lo necesario para evitar esta situación, como cambios legislativos y establecimiento de los recursos adecuados, especialmente en las regiones más afectadas por el conflicto.

Asimismo, los expertos piden que se tenga en cuenta que los niños soldados son víctimas, por lo que tienen derecho a asistencia psicosocial adecuada, especialmente las niñas víctimas de violencia sexual.

Además, el Comité pide que "se investiguen todas las denuncias y alegaciones de que fuerzas de seguridad del Estado, como la Policía y las Fuerzas Armadas, hayan podido cometer contra los niños soldados".

Por otra parte, los expertos muestran su preocupación por la suerte de los niños desplazados internos, especialmente los de origen indígena y afrodescendientes.

"Si bien notamos los programas establecidos para proteger a los niños desplazados, el Comité sigue preocupado porque éstos esfuerzos han sido insuficientes para asegurar adecuadamente los derechos de los niños desplazados como ha sido ordenado por la Corte Constitucional".

En otro apartado, los expertos lamentan que "muchos niños son víctimas de asesinatos o desapariciones, incluidos asesinatos cometidos por los agentes gubernamentales, y que existe mucha impunidad al respecto".

"Las causas primigenias de estos actos violentos, como el crimen organizado, la corrupción, las drogas, la pobreza y la marginación son insuficientemente tratadas", agrega el texto.

Los expertos se preocupan por los "altos índices de violencia doméstica y abuso, de la cuales son particularmente víctimas las niñas, incluidas las que ejercen como trabajadoras domésticas".

Ante esta situación, los expertos solicitan que el Estado haga todo lo necesario para evitar los actos de tortura contra niños, incluido que se investiguen los casos donde policías y militares estén implicados y que se les ofrezca a los agentes entrenamiento específico.

Finalmente, el Comité lamenta del alto nivel de embarazos adolescentes, especialmente en áreas rurales, lo que deriva en muchos casos en una alta mortalidad materna entre las púberes gestantes "como resultado de una acceso inadecuado a los servicios sexuales y reproductivos".

Los expertos, asimismo, se hacen eco de las denuncias de "obstáculos o denegación a los servicios de aborto legal" por parte de personal médico. 

EFE