Misiles SAM-7 de las Fuerzas Armadas de Nicaragua.
Misiles SAM-7 de las Fuerzas Armadas de Nicaragua.

www.fuerzasmilitares.org (27MAR2015).- Los militares retirados Roberto Samcam y Carlos Ramírez coincidieron ayer en que el país no necesita de aviones de combate. “¿Que acaso estamos en guerra?”, preguntó Ramírez, quien preside el Consejo Nacional de Defensores de la Patria, tras señalar: “Todo presidente que se siente en el poder y se siente un dictador para proteger su dictadura tiene que comprar los medios necesarios para eso”.

Ramírez, quien lidera a un grupo en protesta desde hace dos meses, señala que “en vez de comprar aviones, mejor que nos paguen”. El Gobierno suspendió una reunión anunciada recientemente porque alegó que “era silenciosa”, pero Ramírez adujo que no tiene por qué guardar secretos a nadie.

Aumentar el Gasto Militar

“Nuevamente Daniel Ortega, utilizando al Ejército, nos quiere poner en una situación comprometedora en el ámbito geopolítico porque no se percibe de otra forma, aquí ni son necesarios los aviones y la economía de nuestro país es tan pobre y tan miserable que sería aumentar más el gasto militar”, advirtió el mayor en retiro Roberto Samcam, quien aclara que no se trata de que si los aparatos serán regalados o no, sino que representa la construcción del aeropuerto en Punta Huete, así como gastos en mantenimiento y protección.

El martes el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, confirmó el interés del país por adquirir aviones de combate, según dijo, se llamen estos “Tucano, Súper-Tucano, A-37, Yak-130 y MiG”.

“Aquí hay una mentira que se está tratando de crear con el famoso balance razonable de fuerzas en Centroamérica. No existe ninguna comparación entre la Fuerza Aérea del resto de Centroamérica con la Fuerza Aérea nuestra”, indica Samcam.

Además, refirió como parte de ese balance razonable de fuerza con los blindados y artillería antiaérea: “Nicaragua tiene más que todos juntos”. Lo que Nicaragua tiene es menos efectivos militares, pero aun así, considera Samcam, que con 15,000 hombres la institución militar está en capacidad de poner en poquísimos días 200,000 o 250,000 hombres sobre las armas.

Y considera que si es para el combate al narcotráfico, lo que deberían reforzar son las embarcaciones navales. Y advirtió Samcam que con esto Nicaragua propiciará nuevamente una carrera armamentista en la región.

Samcam apunta que el presupuesto para gastos militares en el país es considerado pequeño, pero al relacionarlo con el Producto Interno Bruto es el segundo más alto en la región.

Situación Dolorosa

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, quien visitó ayer a los exmilitares que desde hace dos meses mantienen una huelga de hambre y criticó la situación difícil y dolorosa que estos enfrentan, considera que no debe extrañar la falta de sensibilidad del Gobierno.

Núñez manifestó que ella personalmente ha llamado insistentemente a la oficina de monseñor Eddy Montenegro, porque aparece firmando una última acta en la que el Gobierno contrajo acuerdos con los exmilitares. Pero de esa oficina solo le entregaron un número telefónico para que llamara a otra, donde no le respondieron.

laprensa.com.ni