Juan Carlos Pinzón, ministro de defensa
Juan Carlos Pinzón, ministro de defensa

www.fuerzasmilitares.org (15MAY2015).- Se vienen vientos de cambio en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. En la dinámica normal de todo mandato presidencial, se realizan rotaciones con las que se buscan refrescar los ministerios y la cartera de Defensa no será la excepción.

Tras 45 meses de permanecer como jefe de este Ministerio —sería el único civil en durar tanto tiempo en este cargo desde 1957—, Juan Carlos Pinzón dejaría esta cartera desde el próximo 15 de junio para radicarse en E.U., un cambio que bajo la óptica de los analistas del conflicto armado obedecería a varias dinámicas.

La primera, el desgaste generado por mantener la imagen entregada al país sobre la continuidad de las operaciones militares contra los grupos armados ilegales, frente a los avances de un proceso de paz cuestionado y que según la última encuesta de Gallup, tiene poca credibilidad, pues de cada 100 colombianos, 76 consideran que los diálogos van mal.

“Pinzón ha tenido que mantener una posición de defensa de la institucionalidad, y de promover toda una estrategia que le transmita a los colombianos que no se ha debilitado la seguridad, o que no se ha reducido la intensidad de las acciones de la Fuerza Pública”, afirma Jairo Delgado, general (r) de la Policía y especialista en Ciencia Política.

Para Delgado, esa dualidad entre mostrar la percepción de seguridad y mantener un perfil bajo relacionado con el proceso de paz, ha generado un alto costo, razón por la cual el Gobierno buscaría tener un clima nacional de paz.

“El Gobierno va a buscar un perfil mucho más próximo a temas de reconciliación, de pedagogía de la paz y de un esfuerzo de mayor entendimiento frente a los diálogos en La Habana”, dice Delgado.

La hipótesis del desgaste de Pinzón expresada por Delgado, es un argumento compartido por John Marulanda, consultor internacional en Seguridad y Defensa. “Sí está muy desgastado”, afirma el experto, al agregar que quien llegue a esa cartera deberá continuar con el libreto de Pinzón “ganándose la confianza de los militares, porque si la elección no es la adecuada, habrá mucho ruido”.

Relevos en la cúpula

De irse Pinzón en un mes —máximo dos, según fuentes militares—, con él se darían cambios en la cúpula militar. Juan Pablo Rodríguez Barragán, actual comandante de las Fuerzas Militares, dejaría el cargo y como su reemplazo suenan el actual jefe del Ejército, general Jaime Lasprilla, y el almirante Hernando Wills Vélez,comandante de la Armada Nacional. Como comandante del Ejército podría asumir el general Alberto José Mejía Ferrero, actual jefe del Comando de Operaciones Especiales de las Fuerzas Militares, peldaño que antecede el máximo puesto del Ejército Nacional.

Los posibles relevos son para el general (r) Jaime Ruiz Barrera, presidente de Acore (Asociación Colombiana de Oficiales en retiro), parte de la dinámica normal en todo mandato.

“Ya se ha dicho que a nivel Gobierno se producirán algunos cambios en distintos ministerios como el de Defensa, se habla del ministerio del Interior y en muchos otros ministerios. Es parte de la mecánica por decisión presidencial, y no creemos que estos cambios tan importantes a este nivel, sea por imposición del proceso de paz en La Habana”, precisa Ruiz Barrera.

Dice este general (r) que en el caso del ministerio de Defensa se tiene un gran jefe de esa cartera que ha contado con el respaldo de las tropas y de la reserva activa. “Sabemos que ha hecho un papel supremamente valioso de carácter institucional, que ha estado trabajando las 24 horas del día en función de su cargo, que tiene un liderazgo muy particular”, agrega.

Los cambios en las fuerzas del Estado se han dado a cuenta gotas. El 25 de marzo y el 21 de abril pasados se firmaron dos decretos para el retiro de 60 oficiales de la Policía Nacional. El lunes, el presidente Santos confirmó la baja de otros 15 coroneles del Ejército.

elcolombiano.com