El mandatario reiteró que no se va a firmar un ‘mal’ acuerdo.
El mandatario reiteró que no se va a firmar un ‘mal’ acuerdo.

www.fuerzasmilitares.org (29MAR2016).- En una breve declaración en la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos explicó los motivos por los que el Gobierno decidió no firmar el acuerdo de paz con las Farc, pese al interés conjunto de alcanzar un pacto definitivo que conduzca a la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil del país.

El mandatario reiteró que por cumplir con la fecha del 23 de marzo, “no iba a firmar un acuerdo con las Farc que no fuera un buen acuerdo para los colombianos” y enumeró uno a uno los puntos en los que el Gobierno considera que existen desacuerdos de fondo con las Farc.

“PRIMERO: El Gobierno exige que las Farc tienen que haber dejado las armas y haber dado el paso hacia la legalidad, para poder hacer política y circular por el territorio nacional.

Como lo he dicho desde el primer día, el vínculo entre política y armas debe acabarse para siempre en Colombia.

SEGUNDO: El Gobierno exige una fecha fija, precisa y clara para que termine el proceso de desarme.

Por ningún motivo esa fecha puede quedar abierta.

TERCERO: El Gobierno no puede permitir que ningún colombiano –encualquier zona que se acuerde para la dejación de armas– quede desprotegido, como ocurrió en el Caguán”.

El mandatario sentenció que los colombianos y su Gobierno no aceptarán un acuerdo que signifique algo diferente. "El Gobierno no va a llegar a acuerdos de cualquier manera".

“Si queremos llegar a esa paz estable y duradera que hemos buscado durante tanto tiempo –y estamos cerca–, debemos seguir con el pulso firme, el rumbo fijo y obrando con total responsabilidad”, agregó.

El pasado miércoles, los negociadores del Gobierno admitieron que en estos momentos subsisten diferencias importantes con las Farc sobre temas de fondo.

"Vamos a agotar todos los esfuerzos posibles para lograr un acuerdo final pero eso exige decisiones prontas", dijo el jefe del equipo de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, en una declaración ante los medios en La Habana.

Para el Gobierno, la dejación de armas es condición para la aplicación de los mecanismos de justicia transicional y para abrir la puerta a lareincorporación a la vida civil.

elespectador.com