El presidente Juan Manuel Santos, este viernes en Montería, al término de un consejo extraordinario de seguridad
El presidente Juan Manuel Santos, este viernes en Montería, al término de un consejo extraordinario de seguridad

www.fuerzasmilitares.org (31MAR2016).- La amenaza de la banda criminal conocida como el ‘Clan Úsuga’ de imponer un paro armado en varias zonas del país ha tenido sus primeras consecuencias. En Antioquia, Córdoba y Chocó la gente tiene pánico, y varios municipios se han convertido, día y noche, en ciudades o pueblos fantasmas.

En municipios de Chocó como Quibdó, Itsmina, Condoto, Medio San Juan, Río Socio, Acandí, Unguía las puertas de los establecimientos comerciales fueron cerradas y las calles desoladas como lo advierten numerosas fotografías conocidas por Semana.com.

En Medellín, un grupo de 12 encapuchados (que al parecer pertenecen a la banda criminal) incineraron un bus alimentador del metro en el barrio La Loma de los Bernal.

Y las redes sociales también han sido parte de los actos intimidatorios por parte de esa banda criminal. Han utilizado cadenas de Whatsapp para compartir panfletos que informaron sobre el paro armado, generando zozobra entre la ciudadanía.

Y aunque el gobierno ha dicho que no permitirá tal para armado, este no se puede ocultar. En Montería, otras de las capitales afectadas por la amenaza de esta banda criminal, se vive una situación inquietante. Uno de los dirigentes políticos del departamento, David Barguil, presidente del Partido Conservador, fue categórico en afirmar que "ni en las peores épocas de los paramilitares se había vivido lo que se ve hoy en Montería" por eso exigió al gobierno militarizar la capital de Córdoba.

Precisamente,en Montería (Córdoba) el presidente Juan Manuel Santos, junto con el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas; el fiscal general (e), Jorge Perdomo y los comandantes de las fuerzas militares, llevaron a cabo un consejo de seguridad para analizar la situación. A su término, el mandatario reiteró que el ‘Clan Úsuga’ "es un objertivo de alto valor" y por eso dio las instrucciones a las Fuerzas Armadas y de Policía de incrementar la persecución contra los miembros de este grupo.

Santos descartó la más mínioma posibilidad de negociar con esta organización. "Hoy vimos en un comunicado en el que reiteran que son una organización con dominio territorial, unidad de mando y hacen operaciones militares continuas a lo largo del tiempo, eso es un discuros para tener reconocimiento político". Lo unico que les ofreció, y les aconsejó dar ese paso, es el sometimiento a la justicia, pues aseguró que la Policía ha enfrentado a grupos criminales más poderosos y los ha doblegado. “El Clan Úsuga es una banda criminal narcotraficante que no se le va a dar ningún tipo de tratamiento político”.

Advirtió que la fuerza pública está combatiendo al Clan Úsuga y que los últimos hechos no son más que una “expresión de debilidad, se sienten arrinconados porque saben que estamos detrás de ellos con toda contundencia”. Sin embargo otra cosa piensan quienes viven en los territorios amenazados, donde ya se completan 72 horas de miedo y pánico.

Pese a esa situación, el mandatario dijo que la ciudadanía puede estar tranquila y se comprometió a brindar una mayor presencia de la Policía y del Ejército en los municipios, ciudades y en zonas rurales.

Tras el consejo de seguridad anunció millonarias recompensas para quienes den información sobre varios integrantes de esta organizacion criminal: ‘Gavilán’, 500 millones de pesos; ‘Bigotes’, 150 millones; ‘El negro Perea’, 150 millones; ‘Paisa’, 150 millones; ‘Pablito’, 150 millones. Además ofreció 50 millones de pesos de recompensa a quienes den información sobre lo que denominó "esta campaña de terror a través de las redes sociales".

semana.com