Con cerca de 400 combatientes, muchos de ellos indígenas, el Frente Primero se convierte en la primera disidencia de las FARC frente al actual proceso de paz.
Con cerca de 400 combatientes, muchos de ellos indígenas, el Frente Primero se convierte en la primera disidencia de las FARC frente al actual proceso de paz.

www.fuerzasmilitares.org (07JUL2016).- En las últimas horas el autodenominado Frente Primero "Armando Ríos" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunció desde el Guaviare su decisión de no desmovilizarse. “El Frente Primero Armando Ríos hemos decidido no desmovilizarnos, continuaremos la lucha por la toma del poder por el pueblo y para el pueblo, independientemente de la decisión que tomen el resto de integrantes de la organización”, dijo el comunicado.

Este anuncio se da despues de casi dos semanas de la firma del cese al fuego bilateral y definitivo firmado por el Gobierno Nacional y los dirigentes de ese grupo rebelde. El Frente Primero "Armando Ríos" de las FARC argumenta que el actual proceso de paz no da solución al conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos pues -según ellos- no soluciona los problemas sociales ni económicos que en su momento originaron el levantamiento armado.

En relación a quienes sí deseen desmovilizarse, el Frente Primero dice: “No los consideramos nuestros enemigos. Invitamos a todos los guerrilleros y guerrilleras, milicianos y milicianas que no estén de acuerdo con la desmovilización y entrega de armas de las Farc a que unamos esfuerzos para continuar unidos como organización”. Es decir que no solo ellos están entrando en disidencia, sino que están invitando a otros a unírseles

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, frente al pronunciamiento de esta estructura de las FARC de inmediato declaró que “cualquiera que tenga alguna duda que mejor la deje a un lado y se acojan (al acuerdo de paz), porque es la última oportunidad que tienen para cambiar de vida, porque de otra forma terminarán, se los aseguro, en una tumba o en una cárcel”. Esta clara advertencia fue pronunciada el miércoles en el municipio de El Retorno, departamento del Guavire, donde precisamente tiene presencia el Frente Primero Armando Ríos. 

Según estimaciones del Ejército Nacional, el Frente Primero -fuertemente vinculado con el narcotráfico, y orgánico del Bloque Oriental- cuenta con unos 400 integrantes, pero trás este llamado es posible que algunos rebeldes de otras estructuras se les unan. El total de combatientes de las FARC se sitúa en unos 7.000 hombres y mujeres.

El Frente Primero "Armando Ríos" opera en Vaupés, sur del Guaviare y Guainía. Fue el que mantuvo secuestrada a Ingrid Betancourt, a varios miembros de las Fuerzas Mlitares y a tres contratistas estadounidenses. Que fueron rescatados en la denominada Operación Jaque.

Éste es uno de los siete “frentes madre” que tiene las FARC. Se trata de estructuras que reclutan de forma rápida y fácil y que -una vez entrenados- envían tropa a otras otras estructuras con dificultades para reclutar. En sus zona de influencia existen campos de entrenamiento para fuerzas especiales de las FARC. 

En la zona donde opera hay muchos colonos que sobreviven de las economías ilegales, principalmente cultivos de hoja de coca y recientemente minería criminal. En estas regiones no hay vías terciarías, muchas de esas zonas son parque nacional o resguardos indígenas. Precisamente, muchos de los miembros del Frente Primero son indígenas.

Queda por verse el manejo que dará la dirigencia de las FARC a esta situación, que pone en entredicho su capacidad para controlar a toda su organización, y pone en peligro el proceso de paz.

(Douglas Hernández, Medellín)