Si el Frente Séptimo da el paso, ya serían dos importantes Frentes del poderoso Bloque Oriental en disidencia.
Si el Frente Séptimo da el paso, ya serían dos importantes Frentes del poderoso Bloque Oriental en disidencia.

www.fuerzasmilitares.org (10JUL2015).- Según ha trascendido en las últimas horas, el Frente Séptimo "Jacobo Prias Alape" de las FARC -con unos 300 integrantes entre guerrilleros y milicianos- tampoco se desmovilizaría en caso de que el Gobierno Nacional y las FARC llegasen a un acuerdo definitivo en el proceso de paz que actualmente adelantan.

Alejandro Ordoñez, Procurador General de la Nación, aseguró poseer información de "trabajo de terreno" que indica que el Frente Séptimo "Jacobo Prias Alape" de las FARC no se desmovilizaría, y seguiría los pasos del Frente Primero "Armando Ríos" convirtiéndose en una nueva disidencia del grupo FARC, que continuaría su accionar delictivo en las zonas donde operan; el Frente Primero en el Guaviare y el Frente Séptimo en el Meta. Valga anotar que ambas estructuras están involucradas en el narcotráfico, y en su conjunto representan un 30% de los guerrilleros del poderoso Bloque Oriental de las FARC (este bloque es el más grande de esa organización). Debido a estos hechos el Procurador cree que el Presidente Juan Manuel Santos debe ordenar la inmediata reanudación de la ofensiva militar contra las estructuras de las FARC que no se van a desmovilizar. Incluyendo muy especialmente los bombardeos contra sus campamentos. Ya que, según él asegura, "la guerrilla de las FARC continúa en la ilegalidad y atemorizando a la población civil".

El Procurador General también reveló que más del 50% de los integrantes de las FARC objetan las zonas de ubicación para desmovilizarse que fueron acordadas entre los equipos negociadores en La Habana, con la firma de un documento el pasado 23 de junio. Adicionalmente, la Fundación Paz y Reconciliación ha advertido que además del Frente Primero, los Frentes 16 y 57 también podrían entrar en la disidencia, debido al manejo que tienen de las economías ilegales, principalmente de la explotación del oro, del coltán y del narcotráfico.

El anuncio de la disidencia del Frente Primero "Armando Ríos" prendió las alarmas, ante la posibilidad de que otras estructuras sigan sus pasos y opten por desmarcarse de lo que se pacte en La Habana, Cuba. Ahora este anuncio del Procurador Alejandro Ordoñez, parece confirmar los peores temores: otra estructura de experimentados y sanguinarios terroristas se separará de las FARC y continuará delinquiendo. La historia de los procesos de paz en Colombia -e incluso en otros países- deja claro que las escisiones suelen ocurrir cuando grupos armados negocian la paz. La consecuencia de esto es que muchas armas quedan circulando y muchos de los excombatientes se reciclan en nuevos agentes generadores de violencia.

Todo este problema pone en evidencia la disyuntiva a la que se enfrentan los siete bloques y cerca de 90 frentes y columnas móviles que tienen las FARC: hacer su transición a la política y la vida civil o continuar en actividades criminales rentables como el narcotráfico y la minería ilegal.

Ante el comunicado del Frente Primero "Armado Ríos" el Presidente Juan Manuel Santos salió al paso declarando: “No lo duden. Acójanse a este proceso porque será su última oportunidad (…) O sea que cualquiera que tenga alguna duda, que mejor la deje a un lado y se acoja, porque es la última oportunidad que tienen para cambiar de vida. Porque de otra forma, terminarán –se lo aseguro– en una tumba o en una cárcel”. Por otro lado el Estado Mayor del Bloque Oriental de las FARC, emitió un comunicado en el que llamó al orden a las estructuras que comanda, advirtiéndoles que por los reglamentos internos, la tropa debe someterse a la decisión mayoritaria, que en este caso es acogerse a los acuerdos de paz que se firmen con el Gobierno. Pero que si persisten, “si los mandos y combatientes involucrados tienen el deseo de lanzarse a una aventura incierta, les corresponde hacerlo tomando un nombre distinto al de las verdaderas estructuras” (de las FARC).

Actualmente le corresponde a la Vigésima Segunda Brigada de Selva la persecución del Frente Primero de las FARC, estructura criminal que en el pasado ha perdido hombres importantes como Néstor Gregorio Vera Fernández,  alias ‘Iván Mordisco’; así como a Gerardo Antonio Aguilar, alias 'César' y de Alexánder Farfán alias 'Gafas', capturados en la operación ‘Jaque’. De ordenarse la reactivación de las operaciones ofensivas contra esta estructura, otras Brigadas y Batallones entrarían a su área de influencia para intentar neutralizarlos.

(Douglas Hernández, Medellín)