"Yo seré fiel al mandato del pueblo y mi función como vicepresidente de la República va hasta el 7 de agosto de 2014". Con estas palabras Angelino Garzón descartó cualquier interés político electoral para las presidenciales dejando de lado losrumores sobre su candidatura en fórmula con el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Con estos argumentos Garzón pidió que "no se pongan a hacer cábalas ni especulaciones, ni propuestas que ni las han consultado conmigo, pero además que van en contravía del mandato del pueblo".

Aclaró que estas propuestas no venían siendo realizadas por Uribe sino por algunos amigos que querían verlo como candidato en las urnas. Aunque Garzón reafirmó la fidelidad con el gobierno Santos, ratificó su derecho a opinar sobre temas sociales.

"Por ejemplo, en el tema del salario en el que siempre he creído que el aumento debe estar por encima de la inflación. Mis opiniones van a estar en el marco de las funciones que me otorgue el presidente y en el caso del salario estamos hablando de Derechos Humanos", afirmó Garzón.

Angelino no podría ser candidato

Sin embargo, vale la pena recordar que hace unos días se conoció que Garzón tiene una “prohibición constitucional” para postular su nombre en 2014, si Santos busca reelegirse.

"No entiendo cuál es el interés oculto que persiguen algunos sectores al tratar de difundir este tipo de rumores que claramente muestran la intención de generar división entre el presidente Juan Manuel Santos y su Vicepresidente, cuando la Constitución es clara y señala en el último inciso del Artículo 204 que Angelino no puede ser candidato si el Primer Mandatario decide buscar la reelección", aseguró el senador Carlos Fernando Motoa.

De acuerdo con el citado artículo de la Constitución Política de Colombia citado por Motoa: "para ser elegido Vicepresidente se requieren las mismas calidades que para ser Presidente de la República. El Vicepresidente podrá ser reelegido para el periodo siguiente si integra la misma fórmula del Presidente en ejercicio. El Vicepresidente podrá ser elegido Presidente de la República para el periodo siguiente, cuando el Presidente en ejercicio no se presente como candidato".

elespectador.com