Con ocupación de una hacienda en San Vicente del Caguán, inicia la recuperación de miles de bienes. Los extensos terrenos ganaderos,que por años fueron las haciendas particularesdel 'Mono Jojoy' y 'Manuel Marulanda' y donde funcionaron los principales campamentos del bloque Oriental de las Farc,empezaron a retornar al Estado.

En medio de una gigantesca operación, quearrancó la noche del viernes y que durante este martes sigue en marcha, 230 hombres de la brigada Móvil 9 de la Omega y la División de Asalto del Ejército, la Fuerza Aérea, 24 investigadores del CTI, cuatro fiscales y una comisión de la Dirección Nacional de Estupefacientes empezaron la ocupación de los predios que la guerrilla se ha apropiado en los últimos 30 años.

EL TIEMPO acompañó a la comisión, que se desplazó desde Bogotá y tuvo apoyo de la Fiscalía en Neiva y Florencia, donde también fueron ocupados inmuebles que hacían parte de la economía 'lícita' de la guerrilla. En San Vicente del Caguán, por ejemplo, una gigantesca casa recibía cánones de arriendo que terminaban en la columna móvil 'Teófilo Forero'.

"Siempre se habló de los habitantes que fueron despojados de sus propiedades, pero no se tomó la acción legal para recuperar los predios. Y muchos son terrenos baldíos, en los que 'Marulanda' y 'Jojoy' pusieron a testaferros o familias enteras para que les cuidaran ganado y cultivos", señaló uno de los funcionarios judiciales.

Luego de documentar la ocupación ilícita de cerca de 56.000 hectáreas, la Fiscalía empezó una titánica tarea, que tiene muchos enemigos. A pesar de que los predios estaban plenamente identificados desde el 2002,solo diez años después se logró hacer la extinción de dominio, por diferentes dilaciones que había tenido el proceso.

Las Farc se las han ingeniado para obtener títulos a través de comunidades indígenasque manipulan(según las propias comunidades y los informes de la Fuerza Pública), o tener el control de miles de cabezas de ganado con testaferros libres de cualquier sospecha.

Precisamente, uno de ellos es Darío Polanía, quien fue absuelto en febrero del 2009. Sin embargo, las autoridades aseguran que hoy tienen las suficientes pruebas para demostrar que él es tal vez uno de los mayores testaferros en la historia de la guerrilla. Todos los bienes incautados este fin de semana estaban matriculados a su nombre y de su esposa, Luz Cecilia Espinosa.

'República' de Caquetania

El despojo de la tierrade los campesinos y colonos de Meta, Caquetá y Guaviare se concretó en un plan que 'Jorge Briceño Suárez', o el 'Mono Jojoy',selló en la antigua zona de distensión con el secretariado de las Farc, específicamente con el jefe del secretariado, 'Tirofijo'.

En un documento, que aparece en varios de los computadores incautados a las Farc, el jefe militar de esa guerrilla (muerto en septiembre del 2010) explica cómo se ejecutará el proyecto 'República Independiente Caquetania'.

Delimita una amplia región en la que hay construidas carreteras que comunican la selva con el llano y el centro del país, y ordena apoderarse de "la totalidad de terrenos que están en el área citada, por ser de proyección estratégica para el trabajo político, la organización de masas", así como el PC3 y el movimiento bolivariano.

Entre los terrenos, además de las haciendas y fincas que las Farc les arrebataron a los pobladores,también hay fincas del asesinado capo Leonidas Vargas y una hacienda de 4.000 hectáreas de Gonzalo Rodríguez Gacha, en La Macarena (Meta).

La Unidad de Lavado de Activos y Extinción de Dominio de la Fiscalía ahora tiene el reto de dejar a los testaferros tras las rejas.

El corredor natural

Casona y jardín, las otras haciendas de las Farc

En su orden de despojo, Víctor Julio Suárez Rojas, verdadero nombre de 'Jojoy', también se quedó con las haciendas de Jardín y Casona, situadas en los llanos del Yarí (Caquetá) y que se convirtieron en la retaguardia estratégica de los bloques Sur y Oriental de las Farc, tras el fracaso de los diálogos del Caguán.

El relato de guerrilleros capturados y desmovilizados da cuenta de cómo la apropiación de estos terrenos permitió crear un corredor natural 'lícito' para que la guerrilla pudiera moverse sin contratiempos.

En estas extensiones, según los cálculos de la Fuerza Pública,hay más de 50.000 cabezas de ganado, que fueron remarcadas por la guerrilla con los sellos que el mismo 'Jojoy' mandó a hacer.

En el caso de la hacienda Casona, en más de cinco operaciones militares -entre el 2002 y el 2008-, las tropas de la Fuerza de Tarea Omega encontraron caletas con víveres que superaban las 400 toneladas, así como armamento y vehículos (maquinaria y camionetas) que habían sido reportados como robados en Bogotá.

La Herradura, finca consentida de 'Jojoy'

En 1984, Darío Polanía Ortegón le compró 405 hectáreas de tierras baldías a Gabriel Losada, en San Vicente del Caguán. Las bautizó La Herradura, por la forma que tienen, y en 1989, el Incora se las tituló.

En ese entonces, según el testimonio de varios desmovilizados, incluida la 'radista' del 'Mono Jojoy', Polanía ya tenía contacto con 'Manuel Marulanda', y en 1995 se convirtió en su socio estratégico.

Por eso, meses antes de que empezara la zona de distensión, el propio 'Jojoy' le compró La Herradura a Polanía en 400 millones de pesos, transacción que pisó con 150 millones que sus hombres llevaban en costales. Sin embargo, la propiedad siguió escriturada a nombre de su esposa.

Ese fue el inicio de una expansión sin precedentes en la zona. "El que no vendía a bajos precios era sacado a punta de fusil. Desde La Herradura se dirigió toda la apropiación de terrenos y se convirtió en uno de los centros de entrenamiento más grandes de las Farc", recordó otro desmovilizado.

A cambio del negocio, Polanía se convirtió en el administrador de decenas de inmuebles y colonizó el servicio de transporte entre el Caguán y Neiva, Bogotá y otras ciudades. Pero también transportaba a los guerrilleros que hacían las sangrientas tomas.

eltiempo.com