Luis Felipe Ríos CastañoEl colombiano Luis Felipe Ríos Castaño admitió este martes ante un juez de Managua que es un espía de la inteligencia colombiana y que había viajado a Nicaragua para recabar información sobre el Ejército del país.

Ríos Castaño, que era corresponsal del grupo editorial español Edefa, especialista en asuntos de defensa y aviación comercial, "admitió" los hechos ante el juez del quinto distrito penal de audiencia de Managua, Julio César Arias, dijo a los periodistas su abogada defensora, la nicaragüense Silvia Sánchez.

Según Sánchez, su defendido aceptó durante la audiencia la acusación de la Fiscalía nicaragüense, que le imputó ante el juez de buscar "información restringida y reservada" del país, relacionada con la "defensa nacional" y la "seguridad nacional", por órdenes de "las fuerzas de inteligencia de Colombia". 

La Fiscalía acusa al colombiano de los delitos de violación de secretos de Estado e intrusión en contra del Estado de Nicaragua y pide que sea condenado a la pena máxima de 16 años. 

Ríos Castaño, detenido desde el pasado 14 de junio, compareció ante el tribunal para la celebración de una audiencia inicial a la que no tuvo acceso la prensa por órdenes del Ejército nicaragüense, que alegó ante el juez que el caso no puede ser público porque hay "información reservada", según el portavoz judicial, Roberto Larios. 

"Admitió (Ríos Castaño) los hechos, totalmente (...), la admisión de hechos es sobre lo que está imputado en la acusación (de la Fiscalía) y no es un interrogatorio", explicó la abogada defensora a los periodistas. 

Arias aceptó la acusación de la Fiscalía y ratificó la prisión preventiva para Ríos Castaño. Dos militares nicaragüenses acusados de colaborar con Ríos Castaño ya fueron condenados a 17 años y medio de prisión y dados de baja deshonrosa del Ejército. 

EFE