El presidente de Egipto, Mohamed MorsiEl Ejército y la policía  egipcia tomarán bajo su total control la península del Sinaí después del ataque de extremistas contra el paso de control fronterizo Karm Abu Salem en la frontera con Israel, declaró hoy el presidente de Egipto, Mohamed Morsi.

"El Ejército de Egipto y las fuerzas internas de seguridad tomarán el control total de la situación en la península del Sinaí", declaró Morsi en un discurso transmitido en vivo por la televisión estatal.

El presidente subrayó que Egipto "no dejará pasar simplemente así este hecho de delincuencia y que dará una respuesta adecuada a las personas que están detrás del ataque, sin importar dónde se encuentren, en Egipto o en el extranjero".

Morsi informó que en su reunión de urgencia con los ministros de Defensa y del Interior y el jefe de inteligencia de Egipto, "se les dio instrucciones claras para que adopten medidas urgentes para establecer la plena seguridad en el Sinaí y llevar hasta el final la investigación sobre el incidente armado cerca de Rafah".

El paso de Rafah comunica a Egipto con la franja de Gaza y el paso fronterizo de Karm Abu Salem, en el lado israelí.

Los servicios de seguridad egipcios comunicaron  que como resultado de una operación para eliminar a los atacantes del puesto de control y en el que participaron  varios helicópteros, 17 extremistas armados murieron.

La pasada noche, en el paso fronterizo Karm Abu Salem,  extremistas armados lanzaron un ataque armado, en el que, según los últimos datos oficiales,  murieron 16 soldados egipcios y siete más resultaron heridos.

RIA Novosti