Milicianos libios armados con RPGLos terroristas pueden utilizar los lanzamisiles antiaéreos portátiles robados de una base militar de Bengasi, Libia, para atacar aviones civiles en los países vecinos, incluida Siria, declaró el director del Centro ruso de análisis del comercio mundial de armas (TsAMTO), Igor Korotchenko.

“Si no se toman las medidas correspondientes, es posible que los terroristas utilicen los lanzamisiles robados en Libia para lanzar numerosos ataques contra aviones de las mayores aerolíneas mundiales, también en el territorio de Siria”, advirtió el experto.

El diario ruso Kommerstant informó hoy, citando al líder del grupo islámico libio Rafallah al-Sahati, Ismail al-Salabi, que en Bengasi fue robada una importante cantidad de lanzamisiles antiaéreos portátiles así como entre 1 y 2 mil armas de fuego. Según el rotativo, por el momento, el Gobierno libio desconoce el paradero del material bélico robado.

Para comienzos de 2011, Libia tenía en su arsenal, según diversas estimaciones, de 600 a 1.500 lanzamisiles antiaéreos portátiles soviéticos Strela-3 e Igla-1.

“Es obvio que EEUU y otros países que iniciaron la operación militar para derrocar a Gadafi, asumen la responsabilidad directa de lo que pasa hoy día en Libia. El robo de una gran cantidad de lanzamisiles antiaéreos portátiles en Bengasi es un resultado de la política del Occidente respecto a Libia”, dijo Korotchenko.

Añadió que son los servicios de inteligencia internacionales y la CIA en particular que deben ocuparse de este asunto para prevenir los ataques terroristas contra aviones civiles, “más que posibles dado que actualmente las fronteras libias casi no están vigiladas y la situación en el país es caótica”.

RIA Novosti