Tropas alemanas.Alemania podría participar en cualquier misión europea de instrucción en Malí para ayudar al gobierno del país africano a preparar tropas para combatir a los insurgentes islamistas en el norte, dijo la canciller alemana Angela Merkel.

Mientras el norte de Malí ha sido tomado por islamistas vinculados a Al Qaeda, los líderes regionales y las organizaciones internacionales no logran ponerse de acuerdo para resolver las diferencias sobre cómo abordar mejor la creciente amenaza a la seguridad. La reunión celebrada la semana pasada en Bamako, la capital de Malí, concluyó sin resultados, lo que llevó a Berlin a ofrecer su ayuda. "Los estados libres y democráticos no pueden aceptar que el terrorismo internacional esté encontrando un refugio seguro en el norte del país", dijo Merkel en una conferencia de las fuerzas armadas de Alemania en la ciudad de Strausberg, cerca de Berlín.

"Sabemos que las fuerzas armadas de Malí son demasiado débiles para actuar, que necesitan apoyo externo y una misión de entrenamiento Europea es viable, al igual que el apoyo material y logístico". El ministro de exteriores alemán, Guido Westerwelle, descartó este fin de semana la posibilidad de que las fuerzas armadas alemanas participen en una misión de combate en el país del oeste africano, pero también dijo que Alemania está dispuesta a ayudar a entrenar a las fuerzas armadas de Malí.

Alemania coincide con las intenciones de Francia Por otra parte, el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, reiteró que Francia aportaría "apoyo logístico" y ayuda en la planificación de una eventual operación en Malí. La resolución que dio luz verde a la operación contra los islamistas fue aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU hace dos semanas.

La intervención militar de la Unión Africana, que recibió el mandato de la ONU, estará dirigida contra los islamistas del Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO), que se hizo con el control de la parte septentrional de Malí tras el golpe de Estado de marzo de este año. La peticiÓN ante la ONU fue hecha por el presidente francés, Francois Hollande, quien solicitó sancionar la intervención internacional en Malí para combatir a los islamistas rebeldes que ocuparon el norte del país. Entretanto, 3.000 militares internacionales aguardan para entrar en Malí con apoyo occidental. 

actualidad.rt.com