Alassane OuttaraJefes de Estado y Gobierno de la Cedeao aprobaron aquí un plan que estipula el envío de tres mil 300 soldados al norte de Mali, para desalojar de ese territorio a milicias radicales islámicos, informaron fuentes oficiales.

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Outtara, indicó al final de la Cumbre subregional, clausurada en las últimas horas, que los líderes africanos acordaron el contingente de militares deberá permanecer en territorio maliense durante el período de un año.

Ouattara no se refirió en sus declaraciones a una propuesta inicial de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) de desplegar en el norte maliense un destacamento ampliado de cinco mil 500 efectivos.

Según se conoció, el proyecto final sancionado debe ser presentado a finales de este mes ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, mediante la Unión Africana.

Durante la apertura del foro, el presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, señaló que la intervención militar tendrá como base precisamente una resolución de la ONU para combatir a rebeldes y anarquistas que ocupan ilegalmente zonas del norte de Mali.

En la reunión de Nigeria, además de los países miembros de la Cedeao participaron como invitados otros Estados del continente como Suráfrica, Mauritania, Marruecos, Libia, Argelia y Chad.

Desde junio último demarcaciones norteñas malienses se encuentran bajo control de agrupaciones islámicas, que implantan la ley islámica Sharia, como Ansar Din, Al Qaeda en el Magreb Islámico (Aqmi) y el Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (Mujao).

Malí, que sufrió un golpe de Estado el pasado 22 de marzo y se encuentra sumido en una profunda crisis política, permanece ocupado en su parte norte (Gao, Kidal y Tumbuctú) por agrupaciones musulmanas que imponen la ley islámica Sharia y son acusadas de intentar la desintegración de este país.

El conflicto en el norte maliense provocó el desplazamiento de más de 200 mil residentes, de los cuales más de 46 mil se internaron en Bamako, precisó un reciente informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

prensa-latina.cu