Imagen de archivo.El presidente estadounidense Barack Obama expresó este jueves vía telefónica a su par de Egipto, Mohamed Morsi, su "honda preocupación" por las muertes registradas en marchas opositoras en ese país, sostuvo la Casa Blanca en un comunicado.

"El presidente Obama llamó al presidente Morsi para expresarle su profunda preocupación sobre los muertos y heridos en las protestas en Egipto", dijo el comunicado divulgado por el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.Obama también le dijo a Morsi que era "esencial para los líderes egipcios de todo el espectro político poner a un lado sus diferencias y unirse para encontrar un camino por el cual llevar adelante a Egipto".

Morsi desafió antes los llamados para reducir su poder concentrado o suspender sus proyectos de cambios a la Constitución, lo cual había enfurecido a miles de manifestants que acabaron enfrentándose dura y trágicamente con sus partidarios en los últimos días. Siete personas murieron en los enfrentamientos del miércoles entre los partidarios islamistas de Morsi y sus oponentes principalmente seculares en la crisis política más grave en Egipto desde que el gobernante tomó el mando en junio pasado.

Otras 644 personas resultaron heridas en los incidentes, según funcionarios médicos.

En ese sentido Obama "enfatizó que todos los líderes políticos en Egipto debían dejar claro ante sus partidarios que la violencia es inaceptable" Además, valoró que Morsi haya convocado a iniciar un diálogo el sábado en sus oficinas, aunque sostuvo que "debe darse sin precondiciones" y con todos los líderes opositores.

EFE