François Bozizé, presidente Centroafricano pide ayuda contra rebeldesEl presidente de la República Centroafricana, François Bozizé, pidió este jueves ayuda a Francia y a Estados Unidos para detener la rebelión "Séléka", que tomó las armas el 10 de diciembre y amenaza la capital, Bangui.

"Pedimos a nuestros primos franceses y a los Estados Unidos de América, que son grandes potencias, que nos ayuden a repeler a los rebeldes hasta su base inicial, de forma que pueda haber un diálogo en Libreville para resolver la crisis actual", declaró el presidente Bozizé en un discurso público en Bangui.

"No podemos dejar que maten a centroafricanos, que destruyan las casas, saqueen los bienes y nos pidan con el cuchillo en el cuello que vayamos a ese diálogo", añadió el presidente en sango, la lengua local.

"Es un complot contra la República Centroafricana, un complot contra su pueblo", añadió el mandatario.

El presidente francés, François Hollande, dijo poco antes este jueves que la presencia militar francesa en la República Centroafricana "no está destinada a proteger un régimen", sino a los ciudadanos franceses.

Actualmente, unos 250 militares franceses están basados en el aeropuerto de Bangui, y una parte de ellos fueron destacados el miércoles para reforzar la protección de la embajada francesa, objeto de una manifestación violenta de grupos prorrégimen. Los manifestantes reprochaban a Francia no haber intervenido contra la rebelión.

El mismo día, los manifestantes organizaron una sentada ante la embajada de Estados Unidos.

EFE