El grupo rebelde Movimiento Justicia e Igualdad (MJI) ha puesto en libertad a los 49 militares de la fuerza de paz de la ONU en Darfur (UNAMID) que fueron capturados como rehenes ayer, informó a Efe una fuente de la misión de Naciones Unidas.

La fuente, que pidió el anonimato, señaló que los rebeldes están trasladando en estos momentos a los rehenes al punto en que serán entregados, por lo que no puede ofrecer más detalles por el momento.

Se desconoce por ahora el destino de tres sudaneses capturados también por los rebeldes, que los acusan de trabajar para los servicios secretos del régimen de Jartum.

Según dijo el portavoz del MJI, Yibril Adam Bilal, en declaraciones a la televisión catarí Al Yazira, los rebeldes capturaron a los militares "tras haber entrado sin autorización en el territorio" controlado por ellos.

"Los hemos detenido para obtener una explicación lógica de su estancia sin permiso en nuestra zona, y también para identificar a los tres sudaneses", explicó Bilal, quien destacó que, una vez obtenidas esas dos respuestas, liberarían a los rehenes.

Este incidente tiene lugar apenas dos meses después de que el Ejército de Sudán mató al máximo líder del MJI, Jalil Ibrahim, en la región sudanesa de Kordofán.

Según datos de la ONU, unas 300.000 personas han muerto y otras 2,7 millones se han visto obligadas a desplazarse en esa región como consecuencia de los enfrentamientos entre grupos rebeldes y las fuerzas gubernamentales.

El conflicto de Darfur se inició a comienzos de 2003, cuando los grupos insurgentes se levantaron en armas contra el régimen de Jartum en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esa región.

EFE