Grupo de rebeldes centroafricanosLa Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC) reiteró a los rebeldes centroafricanos de la coalición Seleka la urgencia de cesar las hostilidades e iniciar conversaciones de paz.

El diario digital gabonés "Gaboneco" informó hoy de que, en una reunión de la CEEAC mantenida ayer en Libreville, la organización regional solicitó una vez más al Gobierno de Bangui y a los sublevados que negociaran, a partir de enero, una salida pacífica a la crisis en la República Centroafricana.

El ultimátum dado a Seleka hace una semana para que se retirara de las numerosas ciudades tomadas desde principios de diciembre expiró ayer sin que los rebeldes dieran muestras a la CEEAC de su cumplimiento.

Según la fuente, los rebeldes manifestaron su interés para negociar, pero mantuvieron sus posiciones y su avance hacia Bangui, alegando que el Ejecutivo centroafricano no les ha dado garantías suficientes para un alto el fuego.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Gabón, Emmanuel Issoze Ngondet, condenó el avance hacia Bangui de los guerrilleros de la Seleka, que hoy tomaron la ciudad de Sibut, a unos 160 kilómetros de la capital.

La situación en la República Centroafricana se ha agravado desde que, a principios de diciembre, la coalición Seleka se alzara en el norte del país al considerar que el presidente, François Bozize, no había respetado los acuerdos de paz firmados en 2007.

Estos tratados contemplaban -entre otros asuntos- la integración de combatientes rebeldes en el Ejército centroafricano, la liberación de una serie de prisioneros políticos y el pago a los milicianos sublevados que optaran por el desarme.

Los guerrilleros de la Seleka, que amenazan con deponer a Bozize si se niega a negociar, continúan tomando el control de ciudades en el norte en su marcha hacia Bangui.

La prensa centroafricana ha calificado a las Fuerzas Armadas del país de "pobremente equipadas e incapaces" de hacer frente al empuje de la Seleka.

EFE