En esta planta de gas ocurrió el secuestroEl primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal, ha confirmado que 37 rehenes extranjeros de ocho nacionalidades perdieron la vida en el secuestro de la semana pasada en una planta de gas en el este del país y ha precisado que todavía hay cinco extranjeros desaparecidos.

Según Sellal, los terroristas llegaron desde el norte de Mali y tenían preparado el ataque contra la planta de gas de In Amenas desde hace dos meses. En total, ha precisado en rueda de prensa recogida por 'Tout sur l'Algérie', el comando lo integraban 32 personas, 29 de las cuales fueron abatidos por el Ejército en los asaltos y otros tres fueron capturados con vida.

En total, según el primer ministro, había 790 trabajadores en el campamento y la planta de gas de Tiguentourine, que operan de forma conjunta Sonatrach, BP y Statoil, en el momento del ataque inicial el miércoles pasado. De ellos, 132 eran extranjeros de un total de 26 nacionalidades.

Los secuestradores, ha afirmado, querían hacer explotar las instalaciones de gas, si bien inicialmente su intención fue la de secuestrar el autobús en el que algunos de los trabajadores se dirigían al aeropuerto de In Amenas, situado a unos 40 kilómetros. Asimismo, ha denunciado que los secuestradores colocaron explosivos a los rehenes.

elconfidencial.com