El movimiento islamista Hermanos Musulmanes, que actualmente es la principal fuerza política en Egipto, creó un partido en la vecina Libia, informó la víspera el portavoz de la formación, Mohamed Gaair citado por agencias internacionales.

Según Gaair, la creación del Partido Justicia y Desarrollo, que defenderá la construcción de una sociedad basada en los valores religiosos, fue anunciada el sábado en un congreso del movimiento que reunió a más de 1.400 personas.

El nuevo partido tendrá al frente a Mohamed Sawan, un gerente de hotel natural de Misurata que fue preso político durante el régimen del ex  libio, Muamar Gadafi.

El portavoz islamista recordó asimismo que los Hermanos Musulmanes están presentes en Libia desde 1949, aunque durante el gobierno de Gadafi la mayoría de ellos estuvo encarcelada o exiliada. Tras la caída del régimen, muchos de los “hermanos” regresaron a Libia, entre ellos algunos grandes empresarios.

Actualmente, el movimiento tiene delegaciones en 18 ciudades libias.

Aunque entre los líderes opositores que encabezaron la rebelión contra Gadafi había también integrantes de los Hermanos Musulmanes, el movimiento no tiene actualmente representantes en el Gobierno interino libio.

En Egipto, país en que una revuelta popular también acabó con el régimen gobernante, los Hermanos Musulmanes controlan actualmente casi la mitad de los escaños en el parlamento nacional. Túnez y Marruecos son otros dos países en los que el movimiento desempeña un importante papel en la vida política.

Las multitudinarias protestas que estallaron en Libia a mediados de febrero de 2011 desembocaron posteriormente en un violento enfrentamiento armado entre las fuerzas gubernamentales y la oposición, ayudada por las tropas de la OTAN.

Tras gobernar el país durante más de 40 años, Muamar Gadafi murió en octubre de 2011 a manos de los rebeldes y fue enterrado en un lugar secreto del desierto.

RIA Novosti