Tropas francesas en Áfricawww.fuerzasmilitares.org (07DIC2013).- Cruzaron la frontera con Camerún y ya se encuentran instalados en Bangui, la capital de República Centroafricana. Se trata de los 1.600 soldados franceses que intentarán poner algo de orden y seguridad en el caótico país, en el que unas 300 personas perdieron la vida en las úiltimas jornadas debido a enfrentamientos entre rebeldes musulmanes y milicias cristianas.

El presidente de Francia, François Hollande, anunció que la noche de este sábado (07.12.2013) las tropas estarán desplegadas en la excolonia gala. “El jueves por la tarde había 600 militares. Anoche eran 1.000 y esta misma noche serán 1.600”, aseguró el mandatario, incrementando en 400 el número de militares que se encargarán del orden en ese país, estimados inicialmente en 1.200.

Hollande aseguró que “es una cifra que permanecrerá el tiempo que sea necesario para cumplir su misión”. La información la entregó al clausurar la Cumbre para la Paz y la Seguridad de África que se celebra en París y a la que acudieron unos 40 líderes. La fuerza francesa se sumará a la misión de estabilización aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU para detener la violencia protagonizada por milicianos Séléka y antiBalaka.

Creación de fuerza de reacción

En las últimas jornadas, los guerrilleros de ambos bandos han asaltado e incendiado casas, además de asesinar a hombres, mujeres y niños de forma indiscriminada. La ola de violencia hizo que miles de personas huyeran de sus hogares. Testigos citados por la agencia de noticias dpa aseguran que este sábado volvió la calma, aunque los negocios siguen cerrados y la gente prefiere no abandonar sus hogares.

Los soldados franceses tienen como misión proteger a los ciudadanos e instituciones francesas, así como el aeropuerto de la ciudad. Aviones de combate Rafale sobrevolaron la capital para imponer presencia, al tiempo que las patrullas militarizadas tranquilizaron la situación, de acuerdo a un portavoz del Estado Mayor francés citado por dpa. Sin embargo, hay reportes de enfrentamientos en otras ciudades y en barrios periféricos de la capital.

Los combates se agravaron el jueves, cuando seguidores del derrocado presidente François Bozizé atacaron Bangui, siendo repelidos por una alianza rebelde que apoya al Gobierno de transición. En la cumbre de este sábado, en todo caso, Hollande resaltó que las naciones africanas deben preocuparse de su propia seguridad. Para ello, Francia colaborará para capacitar y equipar a 20.000 soldados africanos para que puedan intervenir de manera “rápida y eficiente” cuando sea necesario.

dw.de