La tragedia de África es permanentewww.fuerzasmilitares.org (05ENE2013).- Al menos 16 niños han sido asesinados en Bangui, capital de República Centroafricana, desde el recrudecimiento de la violencia en el país a principios de mes, de los que dos fueron decapitados y uno mutilado, denunció ayer el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“Estamos siendo testigos de un nivel de violencia sin precedentes contra niños. Cada vez más menores son reclutados por grupos armados, lo que los convierte en blancos directos de atroces ataques de revancha”, subrayó el representante de Unicef en el país, Souleymane Diabate.

Diabate precisó que los ataques contra menores son una violación del derecho humanitario internacional, por lo que “deben parar inmediatamente”. Según los datos de Unicef, además de los 16 menores que han muerto desde el 5 de diciembre a causa de la violencia en Bangui, hay unos 60 niños que han sufrido heridas graves. Unas 370.000 personas, la mitad de la población de Bangui, viven hace tres semanas desplazadas de sus hogares, en asentamientos informales de la capital, por la inseguridad.

eluniverso.com