Tete Antoniowww.fuerzasmilitares.org (22ABR2014).- África apunta a políticas industriales e instituciones más sólidas, que garanticen la transformación estructural de un continente golpeado por la pobreza y la inseguridad, según un reporte divulgado hoy aquí.

El estudio conjunto de la Unión Africana (UA) y la ONU identifica vulnerabilidades que han afectado su escenario industrial, como la falta de dinamismo, coordinaciones a alto nivel y consultas con los diferentes actores, entre ellos el sector privado.

Aunque la economía del continente ha crecido notablemente en la última década, falta mucho por avanzar, para lo cual se requiere de políticas propias, una efectiva gestión estatal y aprovechar experiencias de otras regiones.

Las debilidades institucionales y el pobre diseño de estrategias explican los problemas que han lastrado el desarrollo industrial de África en su historia de post-independencia, refleja el documento.

Entre las claves citadas para llegar a un crecimiento económico inclusivo y sostenible, el estudio propone buscar la buena gobernanza, el incremento de la demanda doméstica y los vínculos con economías emergentes en materia de inversiones.

Al presentar el reporte, el embajador y observador permanente de la UA ante Naciones Unidas, Téte Antonio, destacó el compromiso de los líderes africanos para impulsar la industrialización y la diversificación económica.

En ese sentido, mencionó varias iniciativas en curso, relacionadas con sectores como la agroindustria, el desarrollo de infraestructura, la manufactura y la minería.

Particular importancia reviste la Agenda de África para 2063, un camino proyectado para el progreso con el ser humano en el centro, dijo.

Siglos de esclavitud, colonialismo y saqueo de sus ricos recursos han dejado al continente una nefasta herencia de pobreza, inequidades e inseguridad.

Al respecto, Antonio señaló que la industrialización es clave para aspirar a profundos cambios estructurales, que permitan pensar en un crecimiento inclusivo.

prensa-latina.cu