Cazadores Nigerianoswww.fuerzasmilitares.org (20MAY2014).- Cientos de cazadores tradicionales armados con escopetas improvisadas, lanzas con puntas envenenadas y amuletos se han congregado en un pueblo de Nigeria y ofrecen emplear sus habilidades y lo que consideran poderes sobrenaturales para ayudar a rescatar a casi 300 niñas secuestradas por extremistas islámicos.

Unos 500 cazadores, algunos todavía adolescentes y otros octogenarios, dijeron haber sido seleccionados especialmente por sus pares debido a sus habilidades espirituales y han estado aguardando durante dos semanas en Maiduguri, la capital del estado de Borno y el lugar donde nació el grupo extremista Boko Haram, para recibir respaldo de los militares y movilizarse.

En momentos en que los militares nigerianos son acusados por muchos ciudadanos de no hacer lo suficiente por rescatar a las niñas, los cazadores demostraron sus habilidades a un reportero de de AP el domingo. Soplando cuernos de vaca para arrancar sonidos semejantes a lamentos, manipularon cuchillos y espadas con destreza, ocasionalmente cortándose y apuñalándose sin daño aparente.

Los cazadores sostienen que sus encantamientos impiden que sus heridas sangren. También confían en amuletos, hierbas y sustancias misteriosas que llevan en cartucheras de cuero, como también dientes de animales y brazaletes para protegerlos de las balas.

La movilización de los cazadores de tres estados del nordeste subraya cómo la sociedad nigeriana se ha visto conmovida por el secuestro en masa del 15 de abril, así como también la aparente inacción del gobierno. Ha provocado manifestaciones y oleadas de comentarios en la prensa y las redes sociales.

Un vocero de los cazadores no criticó directamente a los militares. "No decimos que somos mejores que los soldados, sino que conocemos el terreno mejor que ellos", afirmó Sarkin Baka. Los cazadores dijeron que se reunieron aquí a sugerencia de un legislador estatal.

Un vocero militar no respondió de inmediato una pregunta por correo electrónico para determinar si aprovecharán los conocimientos de los cazadores.

En contraste con la oferta de los cazadores, aviones teledirigidos estadounidenses están buscando a las secuestradas. También están presentes equipos militares de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, España e Israel con experiencia en vigilancia, recolección de datos, antiterrorismo y negociación en casos de toma de rehenes.

La policía dijo que más de 300 niñas y jóvenes fueron secuestradas el 15 de abril de una escuela en el pueblo remoto de Chibok, en el estado de Borno, unos 130 kilómetros (80 millas) al sur de Maiduguri. De ellas escaparon 53 y se calcula que 276 permanecen cautivas, según la policía.

Testigos dijeron que las llevaron al bosque de Sambisa. Versiones no confirmadas de dos senadores federales de la región y residentes de Chibok dicen que algunas de las víctimas pueden haber sido obligadas a casarse con sus secuestradores y otras pueden haber sido llevadas a Camerún.

elcolombiano.com