Imagen de archivowww.fuerzasmilitares.org (27JUN2014).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró este jueves (26.06.2014) que el actual brote de ébola, que afecta a Guinea, Liberia y Sierra Leona, es el más grave jamás registrado desde que en 1976 se informó por primera vez de esta enfermedad en África Central. Desde febrero a la fecha, se tiene noticia de 635 infectados y 399 muertos, y el temor de que la enfermedad se extienda es cada vez mayor.

“La OMS convocará a una reunión especial de ministros de Salud de 11 países de la región”

Para la OMS, el ébola podría transformarse en un problema regional y por lo mismo exigió mayores esfuerzos para detener la expansión del virus, que se manifiesta mediante fiebre, dolores de cabeza, sangrado interno y externo, vómitos y diarrea. Causa la muerte en un número elevado de casos (se conocen tasas de hasta un 90 por ciento) y no existe vacuna ni se sabe exactamente cuál es su vector. Se contagia, eso sí, al entrar en contacto con fluidos corporales infectados.
“Ya no es un brote específico de un país, sino una crisis subregional que requiere una acción firme de los gobiernos y socios”, dijo Luis Sambo, director regional de la OMS para África. “La OMS está muy preocupada por la actual transmisión entre fronteras a países vecinos y por la posible expansión internacional”, dijo el experto. En las últimas tres semanas se ha incrementado el número de infecciones y muertes.
Cumbre especial en Ghana
La OMS anunció que convocará a una reunión especial de ministros de Salud de 11 países de la región en Ghana, los próximos 2 y 3 de julio, para desarrollar un plan de respuesta entre varios estados. “Hay una urgente necesidad de intensificar los esfuerzos de respuesta; para promocionar la colaboración transfronteriza y compartir información de casos sospechosos y contactos (...) y movilizar a todos los sectores de la comunidad”, dijo Sambo.

La ONG Médicos sin Fronteras había dicho esta semana que el virus del ébola estaba “fuera de control” y también había señalado que existe un grave riesgo de que el foco “se propague a otras regiones”. Advirtió, asimismo, de que existe una fuerte necesidad de informar a la población de las posibles vías de contagio. Hasta el 23 de junio, se habían registrado 280 muertos en Guinea, 46 en Liberia y 41 en Sierra Leona.

Reuters